scorecardresearch

Rotundo 'sí' a la paz desde el corazón de Ávila

M.E
-

Varios cientos de abulenses secundaron la llamada del colectivo por la paz y participaron en una concentración contra la guerra de Ucrania que incluyó música, un poema y la lectura de un manifiesto por parte de un ucraniano

Rotundo 'sí' a la paz desde el corazón de Ávila

Un rotundo 'sí' a la paz desde el corazón de Ávila con el objetivo de mover conciencias, mostrar el apoyo local al pueblo ucraniano y emitir una condena enérgica a la invasión de Ucrania por parte de Rusia. La capital abulense se encuentra a miles de kilómetros del conflicto, pero esa distancia física no impidió que varios cientos de abulenses se echasen a la calle al mediodía de este domingo para secundar la llamada del recientemente conformado colectivo por la paz y participar en la concentración convocada en el Mercado Grande. Música del coro Amicus Meus y la lectura de un poema de Javier Sánchez y de un manifiesto por la paz fueron los ingredientes de un emotivo acto que finalizó con un gran aplauso y con el agradecimiento a la participación.

Grupos de amigos y familias enteras, muchas de ellas con niños, se dieron cita en la céntrica plaza para compartir un mensaje claro, 'Ávila con la paz'. Esta fue, precisamente, la frase de la gran pancarta sobre la que se situaron miembros de las organizaciones que se encuentran detrás de la plataforma ciudadana convocante, todos ellos con guantes blancos y rostro serio. Algunas personas portaban carteles en los que también podía leerse 'Ávila por la paz', 'Stop Putin', 'Libertad' o 'Los niños de Ávila quieren paz'.

Las voces entonadas por el coro abulense, solo interrumpidas por los gritos de fondo de niños jugando, dieron paso al poema Maldita sea la guerra, malditos sus secuaces, malditas las voraces gargantas de esta tierra que se nutren de vidas. Malditos los fusiles, los aceros hostiles; malditas las heridas que desangran el mundo. Malditos los combates; trincheras donde lates, corazón moribundo.

David, un ucraniano residente en El Tiemblo, fue el encargado de poner voz al manifiesto. Visiblemente emocionado, y con la voz entrecortada por momentos, leyó el escrito en el que se denunciaba la invasión y se pedía su cese inmediato, sumándose al llamamiento general de Naciones Unidas. «Reclamamos una desescalada militar y de tensión por todas las partes que reduzca el riesgo de una progresión de las acciones bélicas en Europa», al considerar que «no se debe abandonar el trabajo de la diplomacia y en favor de la paz» y que «las consecuencias de esta escalada las sufrimos todos y en especial la población de Ucrania y Rusia».

En este sentido, entienden que la solución de estas diferencias debe darse en el marco de la Carta de las Naciones Unidas, «por las vías pacíficas y diplomáticas», recordando la obligación de España de «trabajar en favor de la acogida de los posibles refugiados». El último mensaje fue para señalar que Ávila, como ayer, «alza su voz proclamando con firmeza 'Ávila por la paz'. 

David agradeció la presencia y los aplausos y animó a los españoles a «dirigirse al Gobierno con peticiones para que paren esta guerra» porque «hay muchas familias que están sufriendo» y «solo con enviar armas no vale; si toda Europa se pone fuerte y vamos juntos podemos parar a Putin», remarcó.