scorecardresearch

El Archivo Militar se enriquece con un Ferrer-Dalmau

I.Camarero Jiménez
-

El cuadro del reconocido pintor catalán 'de batallas' se expone en Polentinos. El propio autor lo ha regalado al cuerpo de Intendencia al que profesa gran admiración que, por cierto es mutua, lo que ha llevado a reconocerle como intendente de honor

El Archivo Militar se enriquece con un Ferrer-Dalmau

ESTE sábado el salón de actos del Palacio de Polentinos, sede del Archivo General Militar de Ávila se convirtió en el escenario en el que se representó de algún modo una historia de admiración mutua. Fue así con la entrega del cuadro ‘Sangre por agua’, obra del reconocido pintor catalán Augusto Ferrer-Dalmau, al cuerpo de Intendencia. De recibir al autor se encargó el General Director de Asuntos Económicos e Inspector del Cuerpo de Intendencia del Ejército de Tierra, José María de Barutell Rubio.

Al final y porque «ya tocaba» Ferrer-Dalmau regaló su obra y decimos al final porque en principio se trató de un encargo y para ello «había que elegir al mejor, no valen los atajos», explicaba De Barutell. Fue hace dos años cuando uno y otro mantuvieron un primer encuentro para concretar la temática que al final quedó centrada en una de las actuaciones del cuerpo de Intendencia en las campañas en el norte de África en el primer cuarto del siglo XXI.

De aquellos comienzos de siglo no hay fotografías, recordaba De Barutell durante la presentación, pero sí relatos orales, pues al fin y al cabo reconocía a los medios de comunicación «es la historia de algunos de nuestros abuelos». Abuelos que en muchos casos dieron sus vidas.

Está formado el cuerpo de intendencia -lo saben y lo tienen asumido- por aquellos «que siempre están, pero detrás, en la trastienda». Estuvieron llevando agua a aquellas tropas que combatieron en el Norte de África hace un siglo y que protagonizan la obra de arte, pero también en las recientes operaciones Balmis y Baluarte ligadas a la covid-19 y con las tropas españolas que están desplegadas actualmente en diferentes misiones en el Líbano, Malí, Turquía…Se encargan de los suministros, de los carburantes, de los víveres, el agua... Y ese agua que transportaron por el Norte de África a lomos de mulos los efectivos a los que el cuadro homenajea costó vidas, de ahí el título de la obra de Ferrer-Dalmau ‘Sangre por agua’. Un cuadro de batallas, de un fotograma de una batalla basado en los recuerdos que han pasado de forma oral de generación en generación.

Era el homenaje que tocaba a la Intendencia Española a través de uno «de los muchos hechos heróicos que tienen en su haber», decía el pintor. Y fue el regalo que Ferrer Dalmau quería para mostrar su respeto por un cuerpo que es parte de nuestra historia, de la historia de España a la que está orgulloso de pertenecer.

El momento concreto se para en «un convoy de suministro durante la campaña de África, cuando el desastre de Anual y cuando los intendentes tenían que proveer de agua a las posiciones sitiadas», relataba el pintor. Y fue efectivamente sangre por agua pues fueron días de transportar agua en convoys tirados por mulos, cuesta arriba, sin carreteras, ni infraestructuras y protagonizados por soldados de reemplazo que dieron su vida a la causa ante la imposibilidad de defensa y que «cumplieron como los buenos», explicaba el responsable de Intendencia.

Con ésta y el resto de su obra dedicada a las batallas, Ferrer Dalmau lo tiene claro se trata de «recuperar los hechos históricos de nuestro país y para que la gente se sienta al menos un poco orgullosa de quiénes somos y de dónde venimos porque allí estuvieron nuestros abuelos y nuestros antepasados y el sacrificio que hicieron que es parte de la historia de España». Para los intendentes fue el regalo de su pintura porque «al fin y al cabo, me llevo muy bien con ellos». Algo que desde luego demostró durante el acto que tuvo lugar en Ávila y que recibió como respuesta la misma complicidad. De hecho en el día de ayer se le concedió lo que para el fue todo un presente ya que le nombraros intendente de honor. 

Así transcurridas  las cosas no es extraño que De Barturell asegurara que «Hoy es un magnífico día para nosotros y para la ciudad de Ávila porque pasamos a tener un Ferrer Dalmau en el museo del cuerpo» un museo que es «de los lugares culturales más visitados por los turistas cuando vienen a nuestra ciudad». Sin duda, continuaba «esta obra enriquecerá este lugar», máxime porque tal y como describió el responsable de Asuntos Económicos es «el mejor pintor de temática militar, por no decir de temática general, que hay ahora mismo en nuestro país». Es, dijo «absolutamente extraordinario; no sabemos lo que tenemos». Lo alabó por la calidad de sus creaciones, por la cantidad y sobre todo por el reconocimiento fuera de nuestras fronteras».

Presidiendo el acto estuvo como anfitrión el alcalde de Ávila y para Jesús Manuel Sánchez Cabrera era «sencillamente un honor tener a Ferrer Dalmau en Ávila y por supuesto contar con una de sus obras con las que rinde un homenaje al Cuerpo de Intendencia, que tan importante es para una ciudad como la nuestra, que no se entendería sin él (sin el cuerpo). 

Otros presentes en la entrega del cuadro, el subdelegado del Gobierno, el delegado territorial, el diputado de Cultura, mandos policiales, del Ejército...