scorecardresearch

Una campaña anima a reciclar aparatos eléctricos sin uso

E.Carretero
-

La iniciativa de la Fundación Ecolec recala en Ávila por segundo año para concienciar a los abulenses sobre la necesidad de desahacerse de forma adecuada de los electrodomésticos al final de su vida útil

Una campaña anima a reciclar aparatos eléctricos sin uso

La Fundación Ecolec, en su apuesta por el reciclaje responsable de RAEE (residuos de aparatos eléctricos y electrónicos), vuelve este otoño con la quinta edición de la Green Week, una iniciativa que busca concienciar a la ciudadanía de la necesidad de realizar un correcto reciclaje de este tipo de productos al final de su vida útil, tal y como explicó el director de la Fundación Ecolec, Rafael Serrano, desde la plaza de Adolfo Suárez de Ávila, donde este martes recaló esta campaña que también visitará las ciudades de Almería, Granada, Huelva, Ibiza, Marbella, Murcia, Sevilla y Toledo, Gijón, Mérida y Valladolid.

Recordó Serrano, que estuvo acompañado por el concejal de Servicios a la Ciudad, Javier Ajates, que es el segundo año que esta iniciativa llega a Ávila y que este año lo hace bajo el lema ‘Este otoño, renuévate y recicla’, con el que la Fundación Ecolec trata de poner en valor la importancia del reciclaje de RAEE para el medio ambiente en particular y para la vida en general ya que un correcto tratamiento de estos evita efectos nocivos para la salud además de un impacto visual negativo. No en vano, uno de los objetivos de la Fundación Ecolec es que los aparatos eléctricos que ya no funcionan se depositen en los lugares aptos para ello en los puntos habilitados por las diferentes administraciones públicas o en los puntos informativos de la campaña. Hay que tener en cuenta que una vez que los aparatos eléctricos y electrónicos quedan inservibles guardarlos en un cajón o amontonarlos en un trastero no tiene valor alguno. Sin embargo, es importantísima la función que cumplen cuando se reciclan, ya que pueden disfrutar de una nueva vida, llegando a reutilizarse hasta el 99 por ciento de sus piezas, explican desde la Fundación Ecolec donde recuerdan que todos los electrodomésticos están fabricados con materias primas obtenidas del medio ambiente, muchas de ellas no renovables pero que, sin embargo, a través del reciclaje, materiales como el cobre o el aluminio pueden ser reutilizados en otros nuevos productos. De este modo, se contribuye a darles una nueva vida y a la preservación de los mismos, evitando el daño medioambiental que se produce en la extracción de estos materiales necesarios, y un ahorro de energía.

Además de dar la posibilidad a los abulenses de depositar los aparatos eléctricos que ya no utilizan en el punto informativo que la Ecolec  instaló este martes en la plaza de Adolfo Suárez y que volverá a instalarse el próximo 4 de octubre, la iniciativa también tiene otra pata, ya que por cada kilo de RAEE recogidos durante esta campaña se plantará un árbol en espacios naturales protegidos.

Aprovechó además el director de la Fundación Ecolec para recordar que además de la red de puntos limpios con la que cuentan todas las ciudades de nuestro país, los ciudadanos tienen la posibilidad de acudir a los puntos de venta de electrodomésticos a deshacernos de los aparatos eléctricos al final de su vida útil y que también existe esa obligación para el distribuidor y ese derecho para los consumidores cuando las compras se realizan por internet, de modo que  «tenemos el derecho a que nos retiren el aparato usado cuando compramos uno nuevo sin ningún cargo para el consumidor».