La declaración de "emergencia por sequía" se mantiene

J.M.M.
-

Las previsiones de abastecimiento para la ciudad se amplían hasta mediados de diciembre, pero las precipitaciones registradas no han permitido aún que aumente el agua embalsada en Serones y Becerril

La declaración de “situación de emergencia por sequía” de Ávila se mantiene después de que en el seno de la Junta de Gobierno Local se diese cuenta del informe-propuesta elaborado por la Unidad de Infraestructuras del Ayuntamiento de Ávila. Actualmente, con las reservas existentes, Ávila tendría agua hasta mediados de diciembre, y esta declaración permite que se sigan desarrollando obras para paliar la situación existente.

El portavoz del equipo de gobierno, José Ramón Budiño, precisó que a fecha de 5 de noviembre los embalses de los que se abastece la ciudad se encuentran al 22 por ciento de su capacidad global, un 0,4 por ciento menos que la semana pasada. En concreto, Becerril se encuentra al 0,40%; Serones, al 20,10 por ciento; y Fuentes Claras, al 65,50%. El abastecimiento de la ciudad se continúa llevando a cabo desde Serones y desde los bombeos de El Soto, al tiempo que prosigue la recarga del embalse de Fuentes Claras con el efluente de la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR).

Budiño también dio cuenta de las precipitaciones registradas en los últimos días, que han sido de 9 litros por metro cuadrado en Serones y 6 litros por metro cuadrado en Becerril. A su vez, continuó exponiendo que los registros de precipitaciones de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) de septiembre a noviembre de 2019 en Ávila indican que durante el inicio del otoño comenzaron a ser superiores a los registros medios entre 1981 y 2010, pero esas precipitaciones no han llegado a los embalses, de modo que sólo ha aumentado el volumen embalsado en Fuentes Claras tras la modificación del punto de vertido de la EDAR. También precisó que las predicciones estacionales de la Aemet para los próximos meses de noviembre, diciembre y enero indican que existe mayor probabilidad de que sean más secos que los registrados desde 1981 hasta 2010. Ante esta situación, recalcó el portavoz del equipo de gobierno, “es por esto por lo que se ha mantenido la declaración de situación de emergencia por sequía en la ciudad”. Con estos datos, apuntó, el consumo estaría garantizado hasta mediados de diciembre, mejorando la previsión de semanas pasadas en los que se apuntó que se garantizaba hasta mediados de noviembre. A ello han contribuido las últimas precipitaciones que, aunque no han permitido el llenado de los embalses, sí que han mantenido su volumen, así como el bombeo desde el parque de El Soto y la reutilización del agua de la EDAR.

La declaración de “emergencia por sequía” se mantieneLa declaración de “emergencia por sequía” se mantiene - Foto: David Castro

Budiño aclaró que, de momento, “con los datos que estamos teniendo” no se está haciendo uso del agua de Fuentes Claras, y esta declaración de emergencia responde a que de manera mensual se tiene que ir actualizando y en el caso de que las precipitaciones no lleguen, y baje el agua embalsada, se pueden ir acometiendo una serie de obras o de actuaciones derivadas de esta situación.

Una vez que se ha producido este trámite de mantener la declaración de emergencia se podrán comenzar las obras para modificar el punto de vertido de la EDAR y permitirá que ese efluente que ahora mismo está depositando en Fuentes Claras 7 millones de litros de agua diarios puede llegar a vertir entre 12 y 14 millones de litros diarios.

Budiño, finalmente, hizo un llamamiento a los abulenses, “que han demostrado en los últimos meses su concienciación sobre un uso responsable del agua”, pero “los datos, a pesar de las últimas lluvias, no reflejan una subida cuantiosa de los embalses” y es necesario seguir insistiendo en ello.