scorecardresearch

La recogida de envases de vidrio creció un 6% el año pasado

SPC
-

Cada castellano y leonés depositó en el contenedor verde 20,9 kilos de envases, el equivalente a 71 envases por persona, y evitó la emisión de CO2 equivalente a retirar 13.800 coches de la circulación durante un año

Recogida de vidrio en una calle de Burgos. - Foto: Alberto Rodrigo

La recogida selectiva de envases de vidrio en Castilla y León creció un seis por ciento en 2021, con un total de 49.691 toneladas, según los datos de Ecovidrio, entidad sin ánimo de lucro encargada de la gestión de este tipo de reciclado. A pesar de que en el año pasado no se recuperó con plena normalidad la actividad económica por la pandemia y continuaron las restricciones que afectaron a la generación de residuos en el canal HORECA, la recogida selectiva se incrementó.

Así, cada castellano y leonés depositó de media en el contenedor verde 20,9 kilos de envases de vidrio (unos 71 botes por persona). Este dato se sitúa por encima de la media nacional del cinco por ciento, por lo que se trata de un resultado muy positivo en un contexto de incertidumbre que demuestra que la separación de los envases de vidrio continúa en ascenso en Castilla y León y que se trata de "un hábito consolidado entre ciudadanía y profesionales hosteleros".

Por provincias, Burgos lideró la aportación ciudadana al contenedor verde, con 25,3 kilos de envases de vidrio por persona; seguida de Segovia (23,4), Palencia (21,9), Soria (19,3), Valladolid (18), León (17,1 kilos por habitante), Ávila (14), Zamora (13,9) y Salamanca (13,5). Además, la ciudad de Palencia fue la sexta capital de provincia española con mayor aportación ciudadana al contenedor verde, ya que cada palentino depositó 22,44 kilos de envases de vidrio en los contenedores de la ciudad.

La capilaridad de las infraestructuras para el reciclado es fundamental para facilitar la colaboración ciudadana en la separación de envases de vidrio. Castilla y León cuenta con 17.860 contenedores verdes. Los ciudadanos han depositado durante 2021 más de 460.000 envases al día o más de 300 envases por minuto.

Además de todo el vidrio depositado en los iglús por los castellanos y leoneses – actividad prioritaria para Ecovidrio por su eficiencia y sostenibilidad - complementariamente se recuperaron 1.396 toneladas de vidrio a través de las plantas de tratamiento de residuos urbanos. Esto es, envases que no han sido correctamente separados en origen y han acabado en la basura. De esta forma se ha podido recuperar parte del material y reincorporarlo al ciclo productivo para fabricar nuevos envases.

Beneficios ambientales

El reciclaje de envases de vidrio es un elemento clave en la lucha contra el cambio climático y la descarbonización de la economía. También es imprescindible en la transición a un modelo de desarrollo más circular y arraigado en la Agenda 2030. En concreto, durante el pasado ejercicio, gracias al reciclaje de vidrio, se ha logrado evitar la emisión de 29.600 toneladas de CO2, una cantidad equivalente a retirar 13.800 coches de la circulación durante un año; también, se ha impedido la extracción de 61.300 toneladas de materias primas (arena, sosa y caliza), un peso equivalente a más de cuatro veces el volumen del Acueducto de Segovia; y se ha ahorrado 36.500 megavatios hora de energía, lo mismo que el consumo energético de todos los hospitales de Castilla y León durante casi dos meses.

HORECA sostenible

La hostelería genera más de la mitad de los residuos de envases de vidrio que se ponen en el mercado. Por ello, el trabajo de movilización, información y planes operativos intensivos diseñados específicamente para este sector es una de las prioridades estratégicas de Ecovidrio y sus mayores áreas de conocimiento.

En este sentido, la entidad visitó el año pasado más de 2.000 establecimientos hosteleros de Castilla y León y puso en marcha 15 campañas, la mayoría de la mano de ayuntamientos para informar y formar a los profesionales sobre las ordenanzas municipales que establecen la obligatoriedad de reciclaje.

Además, dotó de manera gratuita a los hosteleros de la mejor infraestructura para facilitarles la correcta separación y reciclaje de los envases de vidrio, gracias a la entrega de casi 300 cubos especiales y a la instalación de contenedores adaptados al sector HORECA.

Reciclaje en España

Durante 2021, en España se recogieron a través del contenedor verde un total de 884.097 toneladas de residuos de envases de vidrio, un cinco por ciento más que en el ejercicio anterior. Estas cifras sitúan la aportación de cada ciudadano en casi 19 kilogramos por habitante (unos 64 envases por persona).

En todo el territorio español hay actualmente 240.302 contenedores verdes. Asimismo, cabe destacar que, además de todo el vidrio depositado en los iglús por los españoles, Ecovidrio ha podido recuperar 66.502 toneladas de vidrio a través de las plantas de tratamiento de residuos urbanos.

2022, Año internacional del Vidrio

La ONU ha declarado 2022 Año Internacional del Vidrio. Este material ha jugado un papel fundamental en el desarrollo de la Humanidad y ha sido crucial en el funcionamiento y la evolución de la arquitectura, la automoción, los artículos para el hogar y los envases. Hoy es un elemento esencial en sectores clave como el de la energía, la biomedicina, la agricultura, la electrónica, la información y las comunicaciones, la óptica o el sector aeroespacial, entre otros.

Merece una mención especial el papel que ha jugado en la batalla contra la pandemia global de la COVID-19, actuando como envase contenedor de las vacunas a consecuencia de sus características de resistencia a temperaturas extremas y a diferentes grados de PH y acidez.

Respecto al envase de vidrio y en un contexto de emergencia climática y necesidad de una transición a una economía más circular, es especialmente destacable como material natural, circular y cien por cien reciclable de envase a envase.