Torra mantiene su afrenta

SPC
-
Torra mantiene su afrenta - Foto: Alejandro García

El president recurre a la Junta Electoral la retirada de lazos amarillos a punto de agotar el plazo de 48 horas que tenía para hacerlo, mientras el Gobierno anuncia sanciones si se desobedece

El pulso entre la Generalitat catalana, abonada a la provocación y a vulnerar la ley, y la Justicia se mantiene ahora con un nuevo frente, el de los lazos amarillos en los edificios oficiales. Yes que el president, Quim Torra, envió ayer a la Junta Electoral Central (JEC) un escrito en el que alega la «dificultad legal de cumplir» el requerimiento de retirar banderas esteladas y lazos amarillos de los edificios públicos del Govern.
El documento fue enviado poco antes de que venciera el plazo de 48 horas dado por la JEC al dirigente secesionista para que ordenase la retirada de esos símbolos.
Así, en la fachada del Palau de la Generalitat sigue colgando, de hecho, la pancarta con el lema Libertad presos políticos y exiliados, en catalán e inglés, junto a un lazo amarillo.
Desde Twitter, el gerundense denunció que el requerimiento de la institución que custodia la imparcialidad en las campañas electorales es «un nuevo intento de censura de la libertad de expresión por parte del Estado español».
Así, en su recurso, el presidente catalán busca rebatir la «afirmación de esta JEC de que la bandera estelada es un símbolo partidista utilizado por formaciones políticas concurrentes a los comicios y que su utilización es contraria a la neutralidad política».
A su juicio, «existen multitud de edificios públicos en todo el territorio de Cataluña que o bien no son propiedad de la Generalitat, o no los gestiona directamente».