scorecardresearch

Casado tilda de "raro" el cambio de gestión sanitaria en CyL

SPC
-

La exconsejera de Sanidad defiende la "libertad y verdad" del proyecto de Ciudadanos y asegura sentirse "aliviada, agradecida, triste y preocupada" tras su cese

(I a d) David Castaño, Verónica Casado y Luis Fuentes. - Foto: Ical

La exconsejera de Sanidad Verónica Casado tildó este jueves de "malo y raro" el cambio de gestión en la Junta de Castilla y León respecto a la pandemia con Alejandro Vázquez al frente de su antigua responsabilidad. Casado insinuó además que cuenta con nueva financiación que a ella se le negó y que parece tener "intención electoralista".

Quien fuera nombrada mejor médico de familia del mundo figura en un puesto testimonial cerrando la lista por Valladolid para las elecciones autonómicas del próximo 13 de febrero y participó hoy en un encuentro abierto con la ciudadanía en Salamanca. Antes del inicio de la reunión, cargó contra la decisión de realizar pruebas de detección de COVID-19 en camiones cerrados con "personas que no están cualificadas para las técnicas invasivas, aunque lo sepan hacer, que es otra cosa".  

Casado incidió en la peligrosidad de efectuar los test en un espacio cerrado y pequeño. "Yo, cada vez que me hacen una prueba, estornudo como si no hubiera mañana y se produce una aspersión generalizada. Pobre el señor que esté haciendo la prueba y el que viene detrás, que a lo mejor no tenía COVID y sale con él puesto", ejemplificó.  

La exconsejera de Sanidad criticó además la inversión de seis millones de euros "cuando había profesionales dispuestos a hacer más cribados" e insinuó que le negaban dinero con el que sí cuanta Vázquez. "Cuando queríamos hacer algo nos decían que no había dinero porque habíamos llegado al techo de gasto. Ahora, curiosamente, abrimos la chequera y hay dinero. Para eso, y para pagar a profesionales por la tarde. Que si tienen que atender 60 pacientes por teléfono y 30 presenciales hay un riesgo para la salud del profesional y el paciente", lamentó. "Todas las veces que yo pedía para hacer un reconocimiento a los profesionales cuando hacen exceso de horas, no había dinero. Y ahora sí aparece ese dinero. Llama la atención. Parece claramente electoralista", reiteró.

En cualquier caso, la doctora de Ciudadanos sostuvo que la sexta ola de la pandemia parece estar entrando en una meseta. "Cuando no hay medidas restrictivas tarda más en bajar, pero yo no tengo una bola de cristal. Tenemos que ser muy prudentes con este virus porque tiene una gran capacidad de adaptación rápida", recordó.

Balance de gestión

Verónica Casado recordó en Salamanca que decidió apostar por el proyecto político de Ciudadanos porque "emana libertad y verdad", además de estar "basado en la ciencia". Sobre su cese por parte del presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, afirmo sentirse aliviada, porque "han sido dos años y medio muy duros y no solo por la pandemia", además de agradecida por los "cientos de personas" que le han dado ánimo, triste "por cómo se ha producido el tema" y preocupada "por el sistema sanitario y la sexta ola".

Casado defendió su gestión en este sentido, a pesar de las circunstancias. "Gracias que teníamos una campaña de vacunación magnífica que nos ha permitido mitigar la posible mortalidad que hubiéramos tenido con tantos contagios", señaló. Además, recordó que tenía "muy claro" que además de la pandemia había que seguir trabajando en otros aspectos de la sanidad.

En concreto, los "grandes retos de la sanidad", identificado antes y que espera sigan trabajándose a partir del 13 de febrero. "Ordenación y refuerzo de la atención primaria, humanización del sistema sanitario, su digitalización y aplicación de sistemas de información transparente que permitan conocer lo que se hace en temas de salud", resumió.  

Por otro lado, se refirió a su preocupación por el déficit de profesionales en la sanidad pública, que atribuyó a un problema de planificación extendido durante las últimas dos décadas, no solo en Castilla y León, sino también en el Ministerio de Sanidad. "Ya en 2005, Elena Salgado pidió a dos profesoras de la Universidad de Canarias que hicieran una proyección y dijeron que en esta década, la del 20, tendríamos en en la Comunidad 18 especialidades en precario. Esperaban que no se diera porque alguien hubiera tomado decisiones, pero no se tomaron. Ahora tenemos un déficit que nos obliga a hacer una reordenación y refuerzo", explicó.  

Además, recordó que, durante su estancia al frente de la Consejería de Sanidad logró incrementar un 40 por ciento las plazas de formación, pero advirtió de que "hay que seguir en esa línea". "Y hay que contar también con otros profesionales del sistema sanitario, que son claves, como las enfermeras. Aquí hay personas mayores que necesitan muchos cuidados y el personal de enfermería está capacitado para realizarlos. También hay que incorporar fisioterapeutas y psicólogos al sistema", añadió. Por último, calificó como "parcial" que el actual consejero diga que la culpa de la falta de profesionales es del Ministerio porque "es compartido".