scorecardresearch

Ávila, primera potencia regional en turismo rural

I.Camarero Jiménez
-

Las cifras del segundo mes del año son mejores que en un 2021 lastrado por las restricciones de la covid, pero también que en 2020, cuando oficialmente no había llegado la pandemia

El turismo rural apuesta por especialización y calidad

El INE publicó  este martes la encuesta de alojamientos de turismo rural. Un documento según el cual Castilla y León fue líder en pernoctaciones en febrero y que también revela que de sus nueve provincias la mejor situada fue la abulense por número de estancias precisamente. Primera de la región y sexta, del país. Así lo avalan las 18.632 pernoctaciones que registraron 8.016 viajeros en los establecimientos abulenses. Ahora bien, por delante de Ávila se sitúan Santa Cruz de Tenerife, Gerona, Málaga, Cáceres y Huesca.También hay que decir que por número de viajeros es la abulense la cuarta provincia con mejores registros, tan sólo por detrás de Gerona, Cáceres y Barcelona.

Hay un dato muy destacable y es el de los 1.005 empleos ligados al sector y que son muchos más que los 725  que había justo un año antes en turismo rural, pero también son más que en 2020 (en febrero no había llegado oficialmente el coronavirus), cuando eran 851 y también más que los 983 de 2019, el último año 'normal'. 

Entrando en detalle en esas cifras de viajeros y pernoctaciones hay una conclusión clara y es que debido a las restricciones que había en los primeros compases de 2021 las cifras lo cierto es que son prácticamente incomparables. Si en el segundo mes de 2022 llegaron a Ávila 8.016 viajeros que pernoctaron en 18.632 ocasiones;un año antes lo hicieron 505 con un total de 2.607 estancias. Esto es, los viajeros son hoy un 1.487% más y las estancias un 614%. Echando la vista hasta el 2020 y teniendo en cuenta que la covid-19 no fue reconocida hasta marzo podemos tener una comparativa mucho más realista. En este punto hay que decir que en febrero de 2020 llegaron a Ávila 7.736 viajeros que pernoctaron en 16.588 ocasiones. Comparándolos, ahora sí, con los últimos datos del INE vemos que son 280 viajeros más y 2.044 pernoctaciones más, un 3,62% y un 12,32% más. Sin duda buenas noticias también.

Las malas por así decirlo llegan si hacemos la suma de enero y febrero porque lo cierto es que enero lastra el total. Evidentemente no respecto a 2021 (por las restricciones de entonces), pero sí sobre el 2020 cuando el año comenzó sin duda mejor. Entre los dos primeros meses de 2022 la cuenta arroja 12.737 viajeros y  29.185 pernoctaciones. Un año antes fueron 844 y 4.687 con lo cual es de nuevo casi incomparable. 

Pero... ¿Qué ocurre respecto a 2020? Pues que entonces entre los dos primeros meses del año sumaron 13.265 viajeros y 29.580 pernoctaciones. Son 528 menos y 395 menos, respectivamente. La deuda aún es del 4% de los viajeros y del 1,33% de las pernoctaciones. Es poco, pero aún hay un 'debe' en la cuenta de resultados.

Vayamos a un último asunto: la oferta actual para el turista en Ávila. En febrero del presente 2022 había al servicio del cliente 758 establecimientos y 5.944 plazas que desde luego son más que los 617 alojamientos y las 4.475 plazas del año anterior. También son más que los 741 establecimientos de 2020, si bien alguna plaza menos, ya que entonces había 5.978, pero en cualquier caso se puede interpretar de manera positiva.

Además sube el grado de ocupación tanto por plaza como por fin de semana o por habitación. En este último mes computado por el INE por plaza rondaba el 11,2%, casi el 30% en fin de semana y era del 15,4 por habitación. Un año antes esas cidras eran del 2%, del 3,25% y del 4,6% redondeando; en 2020 estaba el el 9,5, el 25,7% y el 13,2% por tanto son mejores ahora que en los dos años anteriores.

Visto así en conjunto todo parece indicar que el sector está en la senda de la recuperación, pero queda mucho año por delante para valorar y comparar.

Además la deuda pendiente que hemos tenido casi siempre para captar al turista extranjero se hace ahora mucho más evidente y el que tira del carro es claramente el turista españos.Entre enero y febrero los viajeros nacionales eran casi el 99% y sus pernoctaciones el 97%. Más claro, imposible.