Xbox da un golpe en la mesa

Sara Borondo
-

Microsoft compra Bethesda un día antes de abrir las reservas para sus nuevas consolas

Xbox da un golpe en la mesa

Había entre los jugadores mucha expectación por conocer todos los detalles de las nuevas consolas de Sony y Microsoft. En menos de dos semanas han visto satisfecha esa curiosidad y han podido reservar el modelo deseado... si han llegado a tiempo, porque las reservas de PlayStation 5 con disco y digital y de Xbox Series X|S se agotaron en algunas tiendas en cuestión de minutos en cuanto se abrieron los plazos y la pandemia provoca la incertidumbre sobre la llegada de nuevas unidades.
Microsoft ha apostado muy fuerte por ampliar su papel en los videojuegos los próximos años con el lanzamiento de nuevas consolas, potenciar su servicio de suscripción para juegos Xbox Game Pass y el refuerzo de sus estudios propios, lo que le permite diversificar su producción y asegurarse de que está en la mayor cantidad de plataformas posible, al tiempo que apunta a que va a dar cada vez más importancia al software y a proporcionar servicios.
El 10 de noviembre salen al mercado dos nuevos modelos de consola de microsoft, con un espíritu muy diferente. Xbox Series X tiene 12 teraflops en la tarjeta gráfica, una CPU Zen 2 de AMD de 8 núcleos a 3,8GHz, 16 GB de memoria GDDR6, disco duro SSD  de 1TB y lector de discos Blu-Ray, capaz de ofrecer imágenes a 4K y llegar hasta 120 imágenes por segundo. Con un precio de 499€euros, es una consola más tradicional, pero Microsoft sabe que el mercado está cambiando hacia las versiones digitales y que no todo el mundo puede pagar tanto por una consola, así que también saca al mercado un modelo sin lector de discos, solo para juegos digitales, y con menos potencia: 4 teraflops en la tarjeta gráfica, un procesador de 8 núcleos a 3,6GHZ, 100GB de memoria RAM GDDR6, un disco SSD de 512 GB y que mueve imágenes a 1440p y hasta 120 fps por 299€euros. Los juegos que salgan para una consola servirán para otra y la diferencia estará, aparte de en el lector de disco, en la calidad de las imágenes y la fluidez a la que se muevan. 
Xbox da un golpe en la mesaXbox da un golpe en la mesaHoras antes de que se pudiera reservar Xbox Series X|S Microsoft dio un golpe de efecto al anunciar la compra de Zenimax, la casa matriz de Bethesda Softworks, por 7.500 millones de dólares (6.393 millones de euros), y se hace así con importantes licencias: The Elder Scrolls, Doom, Wolfensteir o Fallout... toda la obra de estudios como Bethesda Game Studios, Tango Gameworkds, id Software o Arkane. Incluso se rumorea que Microsoft podría comprar más estudios.
La adquisición de Zenimax supone que Xbox Game Studios pasa de estar compuesta por 15 estudios a 23  -entre ellos 343 Industries (Halo Infinite), The Coalition (Gears of War), InXile Entertainment (Wasteland 3) o Mojang Studios (Minecraft)- y que los juegos de Bethesda estarán desde el día del lanzamiento en Xbox Game Pass, que se convierte así en una opción hoy por hoy inmejorable que permite jugar a más de 100 juegos actuales y tener acceso anticipado a los juegos de EA Play por 10 euros al mes, como lo demuestra el hecho de que haya superado los 15 millones de suscriptores, cinco millones más que hace cinco meses. La versión Xbox Game Pass Ultimate (13 euros al mes) incluye también el juego en la nube xCloud para jugar desde un PC, Xbox One o un dispositivo Android.