La residencia de San Antonio tiene tres positivos ingresados

M.M.G.
-

El Ayuntamiento de El Tiemblo gestiona la ayuda de la UME para poder desalojar por unas horas a los ancianos y desinfectar así unas instalaciones en las que habitan 47 mayores, de los cuales nueve se encuentran aislados por presentar síntomas

La residencia de San Antonio tiene tres positivos ingresados

Son momentos difíciles los que se viven estos días en El Tiemblo. Sobre todo en su residencia de mayores San Antonio, donde según ha podido confirmar este diario de boca de la alcaldesa de la localidad, María del Mar Martín, tres de sus residentes se encuentran ingresados en el Hospital de Nuestra Señora de Sonsoles afectados por el COVID-19 ( a uno de ellos, por cierto, podría dársele el alta dada su evolución) y otros nueve se encuentran aislados en el centro ante la posibilidad de que estuvieran también infectados aunque sin confirmación oficial.
A esta situación se añade, además, el hecho de que el médico y la enfermera que habitualmente atendían esta residencia se han dado de baja también por estar afectados por el virus.
Por todo ello, ya son varios lo movimientos que tanto por parte de la residencia como por la del Ayuntamiento de la localidad se están llevando a cabo.
En primer lugar, nos explica la primer edil, la residencia ha optado por dividir el centro en dos espacios. «Uno que llaman zona sucia, con los residentes que presentan síntomas, y otro, la zona limpia, para los que de momento se encuentran en buen estado», describe la situación María del Mar Martín.
Al no disponer ahora de atención médica por parte de esta residencia (que recordamos es de titularidad privada) son los profesionales de la Seguridad Social los que en el caso de que sea necesario acudirían a atender a los ancianos. «La Junta se ha hecho cargo de su manejo», explica la alcaldesa de El Tiemblo.
«En general están bastante bien», quiere tranquilizar la alcaldesa respecto al estado de salud de los habitantes de una residencia que ocupan habitualmente 47 mayores. 
Para garantizar el bienestar de los residentes, la alcaldesa de El Tiemblo confirma a Diario de Ávila que ha comenzado todas las gestiones necesarias para poder desfinfectar el edificio, algo que, eso sí, sólo puede hacer con la presencia de la UME.
«Nosotros ya estamos en contacto con una empresa de desinfección, que puede entrar a limpiar y hacerlo en unas cuatro horas», nos adelanta la alcaldesa.
Pero para que esos equipos puedan entrar a trabajar son precisos varios pasos previos. 
En primer lugar, subraya Martín, el Ayuntamiento, la Subdelgación del Gobierno y la Junta de Castilla y León precisan de un informe en el que la residencia plantee la situación del centro. «Sabemos ya, por ejemplo, que encamado sólo hay un residente», apunta Martín.
Con todos los datos sobre la mesa, los miembros de la UME podrían entrar a mover a los mayores, algo que, quiere dejar claro la alcaldesa, sólo pueden hacer ellos.
En manos del Ayuntamiento sí que estaría, por ejemplo, buscar el alojamiento a los mayores durante el tiempo que duraran los trabajos de desinfección. «Nosotros disponemos de el albergue y ahí podrían estar sin problema», anuncia Martín que por cierto también confirma que a todos los trabajadores de la residencia se les están realizando en Ávila capital las pruebas del COVID-19.