scorecardresearch

Música folk para resurgir con gran éxito de participación

E.C.B
-

Unas 600 personas llenaron el aforo del patio del colegio de Sotalbo para disfrutar del festival benéfico de música folk y tradicional organizado para ayudar a la reforestación y reconstrucción de todo lo dañado en el incendio de la sierra

Un gran éxito de participación y de organización. Así puede definirse el festival benéfico celebrado en la tarde noche del viernes en Sotalbo para recaudar fondos con los que ayudar a la reforestación y la reconstrucción de todos los daños producidos por el incendio de la sierra de la Paramera que calcinó más de 22.000 hectáreas de superficie. Con la idea clara de colaborar con esta buena causa y también de disfrutar de la buena música, unas 600 personas, algunas llegadas de otros puntos de la provincia e incluso de otras comunidades autónomas, llenaron el aforo del patio del colegio y vibraron con la actuación de los diez grupos que se subieron al escenario en una velada para el recuerdo que se prolongó durante más de cuatro horas.

El grupo segoviano de folk Nuevo Mester de Juglaría abrió el festival sobre las ocho de la tarde y tras él fueron pasando por el escenario la Asociación musical 'El Espigar', Free folk, el Grupo folclórico Avento San Nicolás y el grupo de dulzaina Badut , Vanesa Muela, el grupo folclórico Urdimbre y el grupo de dulzaina los Rondones, Los Gaiteros de Sotalbo y Trebejo. En total casi un centenar de artistas que hicieron que el público asistente, muy respetuoso con el cumplimiento de las medidas frente a la covid-19, se levantara en algunos momentos de sus asientos y se arrancara a bailar.

De la recaudación, según confirmaron desde la organización, todavía es pronto para dar una cifra, pues a los 10 euros de la entrada que abonó cada asistente hay que sumar los ingresado en la fila cero del festival, así como las ventas de merchandising y de la barra.

Música folk para resurgir con gran éxito de participaciónMúsica folk para resurgir con gran éxito de participación - Foto: Isabel García

El momento emotivo de la noche lo puso una de las artistas, Vanesa Muela, que leyó una carta escrita por el bombero forestal herido durante el incendio en la que éste agradeció el apoyo que había recibido es día del pueblo de Sotalbo y especialmente de dos personal, Joel y el guarda forestal Marcial, que le acompañaron en todo momento hasta la llegada de la ambulancia, dejando los trabajos que estaban realizando para sofocar el fuego, y le hicieron sentirse más seguro. También señaló su intención de volver a Sotalbo en cuanto se recuperara para agradecer personalmente a estos dos vecinos que le salvaran la vida.

Desde la organización del festival 'Sotalbo Resurge', en la que participaron más de 50 voluntarios, no tenían más que palabras de agradecimiento, al igual que los artistas que aseguraron que en pocos festivales tan bonitos y tan bien organizados habían participado, y que se volcaron con la causa benéfica, de la misma forma que lo hizo todo el pueblo de Solosancho donde, desde el incendio, se ha generado un gran sentimiento solidario que ha permitido crear una red de voluntarios. La Asociación Cultural de Sotalbo, impulsora de la iniciativa, estaba más que satisfecha.