scorecardresearch

La expulsión del PSOE no afecta a la condición de alcaldes

L.C.S
-

Salvo una moción de censura en sus ayuntamientos, no previsible a corto plazo, los cuatro regidores podrán seguir en sus cargos, aunque desde el partido se defiende que no como representantes socialistas

La expulsión del PSOE no afecta a la condición de alcaldes - Foto: David González

Los cuatro alcaldes del PSOE que han sido expulsados del partido podrán seguir en sus cargos en sus respectivos ayuntamientos. El proceso abierto contra ellos por parte de la Ejecutiva Provincial socialista no afecta a su condición de alcaldes, y salvo que sufran una moción de censura en sus consistorios, continuarán como regidores hasta el fin del mandato, en mayo del año que viene.

En la jornada del pasado viernes se notificaba por parte de la dirección del PSOE de Ávila la expulsión como militantes del partido al alcalde de Cebreros, Pedro José Muñoz; al alcalde de La Adrada, Roberto Aparicio;a la alcaldesa de Navarrevisca, Leticia Sánchez, y a la alcaldesa de El Hornillo, Visitación Pérez. Además, se expedientaba al alcalde de Arevalillo, José Marín, que no es afiliado al PSOE, y también se expulsaba a la concejala de El Hoyo de Pinares, Silvia Llamas. Esta sanción, con la que concluye el expediente abierto tras la negativa de los implicados a acatar la decisión del partido de apartar a Pedro José Muñoz de la portavocía de la Diputación, no afectará a la condición de alcaldes de los implicados, ya que no es el partido el que puede retirarles de ese puesto, sino los concejales de sus ayuntamientos, por lo que salvo que se vean envueltos en una moción de censura, algo que no parece probable en ninguno de los consistorios afectados, podrán continuar con su mandato iniciado en el año 2019 y que terminará en el mes de mayo de 2023.

Asegurada esta cuestión, queda por resolver en calidad de qué continuarán como alcaldes. Desde el PSOE se asegura que, tal y como se establece en sus estatutos, no podrán hacerlo como representantes socialistas y tendrán que pasar a ser concejales, en esta caso alcaldes, no adscritos, mientras que desde los expulsados se defiende que seguirán perteneciendo al grupo municipal socialista de cada ayuntamiento porque la legislación autonómica les ampara a seguir en ese grupo salvo que sean los miembros del mismo los que les expulsen algo que, afirman, no se contempla en ninguno de los consistorios.