scorecardresearch

De Ávila a Hollywood convertida en Bigotitos

M.M.G.
-

Chanel, una gata abulense de raza Ragdoll, comparte protagonismo con Tom Holland, Mark Wahlberg y Antonio Banderas en 'Uncharted', adaptación del popular videojuego que se estrena el 11 de febrero

De Ávila a Hollywood convertida en Bigotitos

Los locos de la Playstation esperan con impaciencia el 11 de febrero, fecha prevista para el estreno de 'Uncharted', adaptación cinematográfica del conocido videojuego.

Disparos, carreras, saltos imposibles, barcos voladores... La película promete fuertes emociones de la mano, además, de un reparto de lujo con tres 'humanos' de primera (el omnipresente en este tiempo Tom Holland, Antonio Banderas y Mark  Wahlberg) y un impresionante gato con sangre abulense. Gata, mejor dicho.  

Ella es Chanel, gata de raza Ragdoll del criadero Malattodolls, propiedad de David Hernández. Y es, también, toda una estrella de Hollywood que el pasado verano viajó a Chinchón, donde se rodaba parte de esta película, para tomar parte en alguna de sus escenas. 

La historia del cómo Chanel, convertida en 'Bigotitos' en la nueva cinta de Tom Holland, nos la cuenta David.

«Yo crío estos gatos desde hace 16 años», comienza el también organizador de la Exposición InternacionalFelina de Ávila, «y desde hace tres años tengo también una empresa en la que preparamos animales para rodajes de cine, de anuncios, para publicidad... Ya hemos participado, por ejemplo, en otras películas, en anuncios de alimentación felina».  

Pues el año pasado recibieron una llamada para tomar parte en una película que se iba a rodar en Chinchón, Madrid. Pero, cosas de Hollywood, no fue hasta su llegada al pueblo madrileño cuando David supo en qué cinta iba a participar su 'estrella'.

Fue al llegar cuando vimos a Tom Holland y a Mark  Wahlberg, sigue contándonos el criador, que pese a la «opacidad» del cine norteamericano pudo estar presente en el rodaje de Chanel y comprobar no sólo lo bien que se desenvuelve la gata en este mundo sino, también cómo se cuida el bienestar animal en todo momento.

«Había un veterinario en el rodaje y otro controlándolo todo desde Estados Unidos», asegura David.

En las escenas en las que Chanel tomó parte, ésta viaja en la mochila de uno de los protagonistas. Y lo cierto es que viendo el tráiler de la cinta parece que lo hubiera hecho toda la vida.«Los días previos al rodaje nos mandaron la mochila a casa para que se fuera acostumbrando», nos descubre David, que nos cuenta también cómo trabajaron con ella para que se habituara a este espacio. «Ella es una gata que no se asusta nada, que está acostumbrada a viajar, a los ruidos...», explica David sobre Chanel, de doce años, que cumple en gran medida una de las características de la raza Ragadoll: lo sociables que son.

Cuenta David que al rodaje tuvo que llevar varios gatos para hacer de dobles si hubiera sido necesario. Pero Chanel-Bigotitos no lo necesitó finalmente. Ella es toda una estrella que, eso sí, comparte protagonismo con otro gato inglés que fue el encargado de las escenas que se rodaron en Inglaterra.