scorecardresearch

Responsables en la lucha contra la cibercriminalidad

P.R.
-

El ministro de Interior ha clausurado la El II Congreso presencial sobre sobre Seguridad Digital y Ciberinteligencia, que se ha desarrollado en la Escuela Nacional de Policía

La clausura del congreso se produjo en la jornada de ayer - Foto: Isabel Garcia

«Todos somos fundamentales» es el lema del II Congreso presencial sobre Seguridad Digital y Ciberseguridad que ayer fue clausurado por el ministro de Interior Fernando Grande-Marlaska. En su discurso recordó este lema y defendió su mensaje. «Espero que hayáis interiorizado este lema y que todos os sintáis partícipes y corresponsables de nuestra propia seguridad», señalaba el ministro en su discurso de clausura en el Auditorio de la Escuela Nacional de Policía. Un congreso que, según el ministro,  está a la vanguardia mundial de los congresos sobre ciberseguridad, como lo ponen de manifiesto los 5.000 personas inscritas en los distintos cursos y talleres que se han desarrollado en este congreso presencial. También valoró el hecho que en los otros congresos on line que se han desarrollado entre los años 2020 y 2022 hayan sido unas cien mil las personas inscritas, procedentes de más de 80 países. Este Congreso ha contado con colaboración de empresas del sector de la ciberseguridad, de las telecomunicaciones y entidades bancarias, que fueron distinguidos en el Congreso como patrocinadores estratégicos o premios platino. El Congreso además contó con un total de 175 ponentes y unos 200 talleres.

Ministro. «El ciberespacio es muy atractivo. Sirve para formarnos en todos los ámbitos, pero  también es un lugar muy apetecible para las organizaciones criminales y para la comisión de delitos», señalaba en su discurso de clausura Grande Marlaska, a la vez que indicaba que es «es necesario pertrecharse de los medios necesarios y precisos para hacer frente y para garantizar algo tan importante como  es nuestro cometido principal como es la seguridad del conjunto de ciudadanos para que puedan ejercitar sus derechos y libertades, también en el ámbito del ciberespacio». 

Comentaba también que en este Congreso es manifiesta la preocupación de la Policía Nacional por la formación en materia de ciberseguridad y diberinteligencia. «En segundo lugar, la necesidad de coordinar tanto las fuerzas y cuerpos de seguridad, instituciones públicas y privadas. Todos tenemos que tener esa política de autoprotección y protección necesaria en materia de ciberseguridad».

 Cibercriminalidad. El ministro destacó en su intervención de clausura que en los últimos cuatro años del 2016 al 2020 la cibercriminalidad se multiplicó por cuatro. Un hecho,que según el ministro del Interior también se ha repetido durante la pandemia porque «el hecho de que todo el  mundo estuviera teletrabando en su casa utilizando muchos más los ordenadores y las redes sociales, conllevó y determinó que los ciberdelincuentes tuvieran un espacio más  favorable a sus ilícitos fines. Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado incrementaron el patrullaje para prevenir y responder  a esas conductas».

La clausura del congreso se produjo en la jornada de ayerLa clausura del congreso se produjo en la jornada de ayer - Foto: Isabel GarciaComentó también que esta ciberdelincuencia nos plantea riesgos y desafíos, que nos exigen a todas las instituciones tanto públicas como privadas un esfuerzo añadido. Señaló el ministro que los delitos tecnológicos se han incrementado un 35 por ciento en los últimos cuatro años. «Entre ellos destacan los fraudes informáticos, que supone el 90 por ciento de los delitos conocidos por las fuerzas de seguridad». También recordó  que Internet y las redes sociales pueden ser un campo abonado para amenazas graves como el terrorismo, la trata de seres humanos, el crimen organizado, la explotación sexual infantil, o también los ataques a la propiedad intelectual o los incidentes de odio que sufren los colectivos más vulnerables, entre otros muchos riesgos. También puso de manifiesto una triste realidad que cada vez está mas cerca el momento en que sea más probable sufrir un delito en el mundo virtual que el físico.

Sostuvo que estamos viviendo en una era en la que las nuevas tecnologías han roto las barreras físicas, sociales y culturales, que conocieron las generaciones que nos precedieron. Y avisó que «los riesgos que nos acechan en el ciberespacio son de tal magnitud que, o estamos preparados para neutralizar esas amenazas o la sociedad y sus formas de vida y de convivencia, correrán un serio riesgo».

En su intervención el Ministro del Interior ha reafirmado su «compromiso» con situar a la Policía Nacional en la vanguardia de la lucha contra el cibercrimen y para ello  ha destacado la reciente  creación de la División de Operaciones y Transformación digital del Cuerpo Nacional de la Policía.