scorecardresearch

Videomapping en la defensa patrimonial y natural

P.R.
-

El espectáculo de luz y sonido que se presenta en 'Avila ilumina la Navidad' es un alegato a favor del consumo responsable de los productos locales y en recuerdo de los 36 años de la declaración de Ávila como Patrimonio de la Humanidad

Videomapping en la defensa patrimonial y natural - Foto: Isabel García

El vídeo maping 'Ávila ilumina la Navidad' se presenta este año en la iglesia románica de San Pedro, con un espectáculo de luz y sonido a cargo de la empresa abulense Rental S.P. Un espectáculo naturalista y didáctico, dedicado a los niños, aunque con un guiño a los adultos que en la noche de ayer se encontraban también en la Plaza de Santa Teresa. Pera ala vez que se muestra un mensaje de respeto a la naturaleza también se realiza una defensa del patrimonio.

Coincidiendo con los 36 años que ayer cumplió  Ávila como ciudad declarada Patrimonio Mundial por la Unesco, uno de los templos amparados bajo esta declaración, la fachada de la iglesia románica de San Pedro y su rosetón, han sido el escenario sobre el que se ha proyectado una serie de imágenes en las que se ha aunado patrimonio, Navidad y un mensaje de solidaridad para el cuidado de los demás y del entorno.

La teniente de alcalde de Empleo, Industria, Comercio y Turismo del Ayuntamiento de Ávila, Sonsoles Prieto, junto con el concejal de Turismo del Consistorio, Carlos López, y Francisco Yepes, de RentalSP, empresa abulense responsable de la proyección, han asistido a la primera de las proyecciones de este espectáculo que se extenderá, con cinco pases diarios -18.45, 19.15, 19.45, 21 y 21.30 horas-, hasta el miércoles.

Con el objetivo de servir de aliciente para contribuir a la recuperación económica de los sectores más afectados por la pandemia por Covid-19, a la vez que de dinamizar el casco histórico de la ciudad, el videomapping deja ver, durante los más de diez minutos que se desarrolla, no solo la construcción del edificio, sino también una historia intergeneracional que busca llegar tanto al público infantil como adulto.

Para la proyección, se emplean 45.000 watios de sonido, 12 cabezas móviles LED y otras ocho de baño de color, así como un sistema de iluminación sincronizado o un proyector de láser de 30.000 lúmenes de alta gama, que permiten un sonido e imágenes envolventes en la plaza de Santa Teresa, espacio en el que se lleva a cabo.

A través de un relato, que cuenta la propia iglesia de San Pedro, cuya fachada principal y su rosetón son los elementos sobre los que se proyectan las escenas y montajes que se van formalizando. Un espectáculo con monumentalidad y con elementos naturales que son los protagonistas de esta historia que tiene una moraleja didáctica contra el consumismo y en defensa de la naturaleza y las formas más adecuadas de extraer los productos que nos ofrece. Para ello el relato que cuenta la propia iglesia románica es la carta que un abuelo de 73 años a su nieta, de nombre Lucía. En esa carta del abuelo, que es un hortelano abulense, va relatando y defendiendo esos principios contra el consumismo y en favor de una producción acorde con las necesidades de la alimentación de la población.