«Empezar y tener que parar sería peor»

A.S.G.
-

El Ávilasala sigue la búsqueda de apoyos para su debut en Segunda en un escenario de pocas certezas. «Estamos trabajando sin saber si lo vamos a poder llevar a cabo»

«Empezar y tener que parar sería peor» - Foto: Isabel García

Toca trabajar «sin saber si lo vamos a poder llevar a cabo».Así es el día a día del Ávilasala tras una temporada histórica para las abulenses, que debutarán en la Segunda División Femenina de Fútbol Sala tras imponerse en la Regional Femenina y conseguir el ascenso. Deberían hacerlo el 3 de octubre, la fecha que se maneja inicialmente para comenzar la temporada, «pero lo veo complicado» señala María de las Mercedes ‘Peke’, entrenadora del equipo, ante todo lo que está pasando. Como otros clubes siguieron de cerca la reunión que este lunes celebró la RFEFjunto a las Territoriales después de un fin de semana con el rumor de la cancelación del fútbol no profesional hasta el mes de enero. Y como les ocurrió a tantos el resultado de la misma les resultó escaso. «Esperábamos una decisión más firme» señala la entrenadora tras las decisiones adoptadas.  
Tienen muy claro en el Ávilasala que lo suyo es un hobbie. «Entendemos que para muchos clubes parar o demorar el inicio es complicado. Hay contratos de por medio. Pero no es nuestro caso. Para nosotras lo primero es la salud y viendo lo que está pasando al más alto nivel, en un ámbito menos profesional será peor» avisa ‘Peke’, que tiene claro que «no se van a proporcionar los medios suficientes a los clubes y sin un control va a ser muy complicado llevarlo a cabo. Somos miles de personas y vemos que vamos a arrancar, a generar unos gastos para, a continuación, tener que parar. Y eso es peor».
Pese a las pocas certezas en las que se mueve en estos momentos el deporte, toca trabajar, preparar la próxima temporada. «Estamos trabajando pero sin saber si vamos a poder llevarlo a cabo». Un escenario nada claro «en el que seguimos avanzando a nivel de club, buscando colaboradores, lanzando campañas de apoyo, aunque cuesta sin una seguridad en firme» explica ante la situación en la que el equipo está trabajando para buscar patrocinadores.
No obstante las acciones que ha llevado el club para conseguir el presupuesto necesario para disputar por primera vez la Segunda División Femenina están bien encauzadas. «Aún faltan algunas cosas» pero parece que tendrán el empujón necesario desde las instituciones –Diputación y Ayuntamiento– y sus fieles colaboradores para que, si finalmente hay temporada, jueguen en Segunda División.