scorecardresearch

La música pone el broche al curso en el Príncipe Don Juan

B.M
-

Gracias al proyecto musical Miradas, el centro de educación especial de la capital disfrutó de las ventajas que ofrece la música y devolvió lo aprendido con un especial concierto celebrado en el monasterio de Santo Tomás

La música pone el broche al curso en el Príncipe Don Juan - Foto: David González

Música y todo lo que ofrece se convirtió en una ventaja para los alumnos del Colegio de Educación Especial Príncipe Don Juan de la capital abulense, que disfrutaron de un curso especial gracias al proyecto musical Miradas y lo devolvieron con un concierto final de curso celebrado en el monasterio de Santo Tomás.

A través de esta iniciativa musical, que llega de la mano de la Consejería de Educación y la Fundación Siglo, los alumnos tuvieron la posibilidad de crecer en las habilidades sociales y de comunicación. Así lo explicaba la directora del centro, Mercedes Jiménez López, que señaló que es un proyecto que se ofrece a centros para alumnos con necesidades de apoyo específico (su caso) o vulnerables, de forma que se acerca la cultura musical a alumnos con menos posibilidades que otros y les ayudan a desarrollar otras habilidades.

En su caso han estado 'trabajando' desde noviembre hasta el día de ayer, además de con la parte de coro, con talleres de música para personas con más discapacidad. De esta forma se les hacía una oferta multisensorial que ha resultado muy positiva para todos los participantes. En esta edición del curso se contó con seis talleres y dos coros que ayer actuaron unidos.

Para la actuación, la propia directora dio las gracias a los organizadores y a la colaboración del Ayuntamiento y de los padres dominicos de Santo Tomás por la cesión del espacio. Habló de la música como un lenguaje universal que ayudaba a «conectar con el alumnado» y que esperaba que les ayudara a «revivir». Para que fuera posible se contó con profesores del Conservatorio Tomás Luis de Victoria y con alumnos de este centro, además de toda la labora que llevaron a cabo los profesionales del colegio y que se vio reflejada en la actuación.

Una actuación en la que se vieron diferentes instrumentos de viento y percusión para acompañar a los alumnos, medio centenar, que con sus camisetas blancas, algunas con el logo del programa, que fueron recibidos con un fuerte aplauso por parte de los asistentes.

Muchos familiares entre el público, emocionados y con móviles preparados para grabar a unos chicos entre nerviosos y alegres pero que dieron todo en cuanto la música empezó a sonar.

Lo hizo con el más que conocido 'Himno a la alegría' en el que las voces estuvieron acompañadas por lenguaje de signos, antes de dar paso a otras obras como 'Los cacharros', interpretada con mucho movimiento, o 'La vida es bella'. El programa también incluía 'Volaré' (Brave), 'Cuatro vientos', 'Do, Re, Mi' (Sonrisas y Lágrimas), 'Dudabdá' y 'Me gusta la vida'. Esta última pieza suponía un estreno con música dedicada al CEE Príncipe Don Juan por el profesor Pedro Hernández Garriga, con letra de M. Mercedes Jiménez López.