Preparados para lo que viene

A.S.G.
-

Cerrada la pretemporada, el Real Ávila comienza la semana con la visita del Real Burgos al Adolfo Suárez como arranque de temporada. Jonathan Prado se reconoce «contento» tras el verano encarnado

Preparados para lo que viene - Foto: David Castro

La temporada 2019-2020 de la Tercera División ya está en marcha.Y a la vuelta de la esquina –domingo 25 de agosto– ya asoma el primero de los rivales del Real Ávila, el Real Burgos, que vuelve a la categoría después de una temporada pasada de quejas, denuncias y tribunales de por medio que finalmente han devuelto a los de SanAmaro al Grupo VIII. Temporada de 21 equipos –«el problema serán las semanas con tres partidos»– la que aguarda por delante, la sensación de que la zona de ascenso puede encontrar más candidatos de los esperados –«todos los equipos de la zona alta se han reforzados»– pero a la que el equipo del Adolfo Suárez se presenta «contento» con la convicción de llegar a su inicio con los deberes hechos.
Porque la pretemporada, «como era lógico, ha ido de menos a más». Le pone buena nota JonathanPrado al trabajo de los suyos . Indudablemente siempre hay matices. «Hay mucho que mejorar y pulir». Y se fija en especial en todas esas acciones de partido que le ha costado caro al equipo en los amistosos vistos durante el verano. En la temporada no se perdona, pero la pretemporada está para aprender. Sin embargo, más allá de puntualizaciones, la realidad es que «llegamos al inicio de la competición con buenas sensaciones, que es lo que se busca». De un inicio de verano sin gol y sin victorias, a un final de agosto con 12 goles, cuatro triunfos consecutivos y una gran imagen ante el Unionistas que hizo a más de uno  ilusionarse.
Una evolución que se entiende normal dentro del cuerpo técnico. Con muchos jugadores a prueba y con la paciencia como punto de partida a la hora de fichar, lo normal pasaba porque el equipo fuera creciendo con el paso de las semanas, como así ha sido. Se han buscado refuerzos  «muy concretos». Jugadores dispuestos a dar el paso tras su salto desde categorías inferiores, polivalentes y con un pasado en estructuras de cantera del fútbol profesional.
Ahora, a la espera de que se vayan concretando los jugadores que, estando a prueba, permanecerán en la plantilla   –Velayos es uno de ellos–, el técnico palentino da por cerrada la plantilla al menos en portería, defensa y mediocentro. Porque para la delantera aún permanece abierto el vestuario encarnado.El gol está caro, y lo saben en el Adolfo Suárez. «A ver cómo evoluciona el mercado» señala Prado, que recuerda cómo se ha movido el equipo para el fichaje de ManuMoreira. «En julio era imposible ficharle».No así en agosto.