El turista llega a Ávila con "cuentagotas"

E.Carretero
-

Aunque reconoce que de viernes a domingo se nota algo de movimiento, el presidente de la Federación de Hostelería echa en falta promoción exterior y planificación turística municipal

El turista llega a Ávila con "cuentagotas" - Foto: David Castro

Poco a poco, el turismo va regresando a la capital abulense. De hecho, este domingo ya dejaba escenas turísticas en el centro de la ciudad, con terrazas ocupadas, visitantes recorriendo el adarve de la Muralla, parejas sonriendo tras la mascarilla para hacerse una foto junto a la Catedral o viajeros en los vehículos turísticos. Y aunque es cierto que los turistas están empezando a llegar, también lo es, asegura Víctor Gómez, presidente de la Federación de Hostelería de Confae, que lo hacen  «a cuentagotas» y principalmente durante el fin de semana. «Hay un contraste tremendo entre los días de diario y el fin de semana», asegura el portavoz del sector al hablar de la afluencia de visitantes y, por ende, de la actividad de los negocios hosteleros de la capital abulense.
«Las noches de entre semana, que otros años eran de un cierto movimiento por la llegada de turistas y también por los propios abulenses, ahora están muy tranquilas», reconoce el presidente de la Federación de Hostelería de la Confederación Abulense de Empresarios, que achaca esa falta de actividad en su sector durante los días laborables al hecho de que el turismo no acaba de llegar y también a la delicada situación económica en la que se encuentran muchos abulenses debido a la crisis provocada por el covid-19. «Hay mucha gente que no tiene potencial económico para gastar en extras como en este momento puede ser la hostelería», reconoce el también empresario al hablar de la caída del cliente local, un descenso, reconoce, en el que también puede seguir influyendo el miedo al contagio. «Hay gente que de momento sigue sin querer sentarse en una terraza», lamenta Gómez.
Y si el cliente local se ha resentido, aún más lo ha hecho el turista, reconoce el hostelero que pone como ejemplo de esa menor afluencia de visitantes el que aún algunos hoteles abulenses no hayan abierto sus puertas. «Lógicamente, hay menos turistas que otros años», reconoce Gómez antes de apuntar que tradicionalmente «julio y agosto solían ser muy buenos meses para el turismo en esta ciudad y este año van a ser meses normalitos».
Es más, el responsable de la Federación de Hostelería asegura que a día de hoy el objetivo de los empresarios del sector «no es ganar dinero sino perder lo menos posible». Aquí echa el falta el responsable de Confae la colaboración con el Ayuntamiento de Ávila, a quien reprocha no tener «ningún tipo de objetivo en materia turística».  Es más, Gómez asegura que «la ausencia de pequeños proyectos turísticos por parte del Ayuntamiento tampoco facilita». «El Ayuntamiento debería promocionar Ávila en el exterior, tendríamos que tener un objetivo y algo planificado», apunta el  portavoz del sector antes de lamentar que la Mesa de Turismo, que se convocó durante el estado de alarma, no se haya vuelto a reunir.