scorecardresearch

Bueno, bonito y sobre todo barato

A.S.G.
-

El Hereda Ávila Auténtica El Bulevar se plantea acudir al mercado para reforzar al equipo. La situación de Roberto Cubero y su proceso de recuperación, clave en cualquier decisión que se tome

Bueno, bonito y sobre todo barato - Foto: Isabel García

Se le ha torcido la temporada 2022-23 al Hereda Ávila Auténtica El Bulevar. No sólo son las sensaciones que el equipo desprende sobre el parqué, sino la situación en la clasificación y en la enfermería, donde la lesión de Roberto Cubero –el jugador cordobés recaía hace unas semanas de su lesión en el pie– ha colocado al equipo verderón ante una tesitura que no se esperaba en verano, cuando la ilusión servía de argamasa en el nuevo proyecto de Carlos Osvaldo Gómez. Y es que la necesidad de reforzar al equipo, de acudir al mercado de invierno, sobrevuela al equipo del CUMCarlos Sastre desde hace semanas. Pero no es fácil la decisión. Demasiados factores implicados. No sólo es lo económico, importante motivo desde el que pensar, y mucho, cualquier decisión que se pueda adoptar, sino también lo deportivo. Estas fechas suelen ser un caramelo envenenado cuando se buscan refuerzos con los que levantar a un equipo. Y sin embargo, toca pensarlo.

Lo vislumbraba el club desde hace semanas, pero empezó a tomar forma tras los últimos partidos –la ajustada victoria ante el Santo Domingo Betanzos y la derrota ante el Calvo Basket Xiria– y especialmente con la lesión de Roberto Cubero. De nuevo el pie, de nuevo fractura en el metatarsiano. Baja prolongada para el pívot cordobés, jugador sobre el que debía pivotar el juego interior del equipo. Una baja que es, al mismo tiempo, motivo de crisis y oportunidad.

Desde el Óbila Club de Basket están a la espera de conocer cómo se afronta la recuperación de Cubero. Ya sea con un tratamiento conservador o pasando por el quirófano –depende del seguro médico y la propia decisión del jugador– podría ser baja de larga duración, cuestión que permitiría 'resolver' el contrato con el jugador.

A la espera de lo que ocurra con Roberto Cubero, el Óbila ya se está moviendo en el mercado.No hay tiempo que perder ni oportunidad que desperdiciar si se presenta la ocasión. Se buscan diferentes perfiles. Desde el club, como manda la lógica, se busca un jugador interior con el que cubrir la baja de Cubero, pero no es lo único a lo que se está atendiendo. «Si hay una buena oportunidad se puede buscar otro perfil, como un anotador» explican desde el club, falto de puntos en este inicio de temporada. «Nunca se sabe que puede aparecer cuando se buscan cosas, pero cualquier opción debe estar dentro de los recursos económicos del club» indican y las posibilidades del club, como todos saben, son escuetas. «No nos podemos permitir lujos.Dentro de lo mejor que encontremos, lo que nos podamos permitir» comentan desde el Óbila, que asumen el momento de mercado al que se enfrentan. «Nos enseñarán de todo y muchos perfiles que no nos valgan». Se tomarán decisiones en próximas fechas. «Lo antes posible sería ideal, pero son muchas las dificultades que tenemos» reconocen ante un escenario en el que tienen que hilar, como se suele decir, muy fino.