scorecardresearch

El turismo extranjero retrocede en la región

Ical
-

El posicionamiento de los móviles determina que el 95% de los visitantes a la Comunidad procede de Europa tras desplomarse un 68% el turismo asiático

El turismo extranjero retrocede en la región - Foto: FS ICAL

La ansiada recuperación de la normalidad está lejos de lograrse en algunos sectores, como es el turismo, en concreto el internacional. No en vano, los turistas extranjeros que llegaron a Castilla y León cayeron un 14,8 por ciento en el primer trimestre del año respecto al mismo periodo de 2020. Y eso que la segunda parte del mes de marzo de 2020 estuvo marcado por el estado de alarma y las medidas de confinamiento en España para frenar la propagación del COVID. Los 353.075 turistas registrados entre enero y marzo pasados están lejos de los 414.562 contabilizados en el primer trimestre de hace dos años. En todo caso, la caída es casi ocho puntos menos que en el conjunto de España, donde los turistas procedentes de otros países bajaron un 22,4 por ciento, hasta los casi diez millones. El porcentaje de caída es más acusado en cuanto a las pernoctaciones que realizaron estos viajeros foráneos en los establecimientos de la Comunidad, con un descenso del 29 por ciento.

El Instituto Nacional de Estadística (INE) publicó esta semana la medición experimental sacada de los datos desagregados y anonimizados de los teléfonos móviles de los turistas extranjeros, una herramienta estadística para trazar los flujos de movilidad gracias a la información aportada por las compañías. 

El 94,8 por ciento de los visitantes a la Comunidad entre enero y marzo de 2022 procedía de Europa, tras registrar una caída del 12,7 por ciento con respecto a antes de la pandemia. Los portugueses (72.000), franceses (60.000), holandeses (45.000) y alemanes (39.000) fueron los más numerosos, hasta el punto que supusieron el 61 por ciento del total de extranjeros en el primer trimestre del año. Les siguieron los suecos (29.500) y los italianos (16.000).

El descenso de los foráneos que visitaron la región fue aún mayor en el caso de los llegados de América, con 26,1 por ciento de caída, al pasar de los 15.299 del primer trimestre de 2020 a los 11.304 de este año. El descalabro se concentró entre los asiáticos, ya que su llegada bajó un 68 por ciento, hasta poco más de 3.000 personas frente a los más de 9.500 de antes del COVID.