scorecardresearch

"El problema en los núcleos pequeños es la detección temprana"

B.M
-

Licenciada en Ciencias Políticas y Sociología, la abulense María Victoria ha sido alcaldesa de Piedralaves (1999-2022), vicepresidenta de la Diputación y procuradora en las Cortes, antes de convertirse hace medio año en directora general de la Mujer

"El problema en los núcleos pequeños es la detección temprana" - Foto: Isabel García

María Victoria Moreno es directora general de la Mujer desde hace seis meses, un tiempo dedicado, como corresponde a su cargo, a luchar para avanzar en la igualdad y la erradicación de la violencia de género. Por eso, en esta entrevista habla de violencia machista y sexual, pero también de opciones de futuro para las mujeres, especialmente en el ámbito rural (conocedora tras ser alcaldesa de Piedralaves más de 20 años), igualdad de salarios e incorporación a las carreras científicas y tecnológicas. Su objetivo, aunque diga que es utópico, que pueda desaparecer la dirección general que ahora representa porque sea innecesaria.

Se acerca el 25 de noviembre, Día Internacional de Eliminación de la Violencia contra la Mujer. ¿Qué acciones se están emprendiendo o se incentivan para luchar contra esta violencia?

En la actualidad, está tramitándose un nuevo Anteproyecto de ley contra la violencia de género. Tras un amplio proceso de trabajo participativo, fruto de la implicación de todos los agentes implicados en la lucha la violencia de género en Castilla y León.

El Plan Estratégico para la Igualdad de Género 2022-2025 supone avanzar hacia una nueva cultura de mayor corresponsabilidad en el ámbito de la igualdad y supone una clara apuesta por la sensibilización y la prevención de la violencia de género, dedicando toda un área a la prevención de la violencia y promoción de la convivencia en igualdad.

¿Cómo está siendo la evolución en Ávila, se está consiguiendo rebajar el número de casos?

La violencia de género, no es cuestión de números. Las cifras permiten analizar resultados, pero no podemos caer en el error de identificar la reducción o el aumento en algunos indicadores con la disminución del número de casos. El principal problema está, no es los casos que ya están detectados y están siendo atendidos, sino en el gran número de mujeres que actualmente viven situaciones de violencia y que aún permanecen en el anonimato. Es el reto, la detección de esos casos y la derivación para que puedan contar con los apoyos necesarios para salir de esa situación.

En provincias como Ávila se cuenta con una gran dispersión geográfica,  ¿Cómo se puede hacer que los recursos lleguen a mujeres afectadas en localidades más aisladas?

Es uno de los principales retos en Comunidades como esta. La dispersión geográfica, la existencia un gran número de municipios dispersos en el territorio y con una población pequeña. Conscientes de ello, desde la Junta de Castilla y León ponemos el esfuerzo en aproximar los recursos y servicios en el territorio, de manera que una mujer pueda acceder a los mismos recursos y servicios independientemente del lugar donde resida.

De la mano de las corporaciones locales, se descentralizó la atención desde los 9 puntos de atención que existían a los 189 Centros de Acción Social existentes en la actualidad, pasando a ser en torno a 600 los coordinadores de caso. Pero el principal problema en estos núcleos de población pequeños sigue siendo la detección temprana de situaciones de violencia de género, que estas situaciones salgan a la luz.

La violencia sexual es un aspecto muy concreto contra el que hay que luchar, ¿Cómo se trabaja en este sentido?

La ley autonómica contra la violencia de género recoge la violencia sexual como una de las formas de violencia contra la mujer. Esto permite que en la actualidad una víctima de una agresión sexual tenga derecho y, por tanto, acceso a todos los recursos y servicios que conforman la red de atención a víctimas de violencia de género en Castilla y León: centros de acogida, apoyo psicológico, acompañamiento jurídico social, servicio de interpretación.

Además, una víctima de agresión sexual puede acceder mediante el convenio de colaboración con el Consejo de la Abogacía de Castilla y León, a los nueve turnos oficio especializados en agresiones sexuales. 

Por otro lado, una víctima de agresión sexual puede acceder al apoyo psicológico, para ella y los familiares directos padres, hermanos, etc., apoyo que es ilimitado en el tiempo hasta que lo necesiten en el caso de agresiones graves. Este servicio se presta en colaboración con el Colegio de Psicología de Castilla y León.

En cuanto a la educación de las generaciones futuras ¿Qué propuestas existen?

El ámbito educativo constituye una pieza clave para desmontar estereotipos y creencias no igualitarias que perjudican a niñas y niños, a chicas y chicos y, por supuesto, condicionan su desarrollo personal y profesional. En este sentido, ponemos en marcha programas que se dirigen tanto a la infancia y juventud en colaboración con entidades. En edades escolares, fomentamos el interés de las niñas y niños y mujeres jóvenes del medio rural a través de programas como el Stem Talent Girl, Steam Talent Kids y Musiarq.

También contamos con actuaciones dirigidas a jóvenes como, por ejemplo, el Consejo de la Juventud de Castilla y León. Todo ello, sin olvidarnos del importantísimo ámbito del deporte como transmisor de valores de igualdad de género.

Estos días está muy de actualidad la ley 'Sí es sí' y todas las consecuencias que está habiendo a nivel judicial ¿Cómo percibe usted esta legislación y lo que está sucediendo?

La voluntad del legislador al aprobar la Ley de garantía integral de la libertad sexual la comparto, no así la plasmación legal de esa voluntad y que es lo que se votó en las Cortes Generales. Creo que es una ley, si me lo permite, precipitada. Se ha intentado llegar a la consecución del objetivo sin trabajar el camino que debía llevar a ese objetivo. 

Durante su tramitación ha habido informes, entre otros el del Consejo General del Poder Judicial, o enmiendas al proyecto de ley de partidos como Esquerra Republicana, que ponían al Ministerio de Igualdad sobre la pista de una posible revisión a la baja de penas impuestas a violadores y agresores sexuales si la redacción de los artículos que modificaban el Código Penal se mantenía con la redacción propuesta por el ministerio. Todas esas advertencias, muchas de ellas absolutamente cualificadas, fueron desoídas.

Llegados a este punto, creo que toca esperar a que los órganos judiciales se pronuncien y transmitir un total respeto por el poder judicial y por las decisiones que jueces y fiscales adoptan en el desarrollo de sus funciones. 

Volviendo a la mujer en el ámbito rural ¿Cómo se puede ayudar a su promoción profesional?

Uno de los ejes fundamentales del departamento que dirijo es la promoción de la igualdad y la integración socio laboral de la mujer que reside en el medio rural. Creemos que para lograr este objetivo es esencial el empleo ya que es elemento clave para lograr una vida autónoma y plena de las mujeres. 

Tenemos que eliminar los obstáculos que impiden a las mujeres desarrollar un proyecto personal y profesional pleno e impulsar el protagonismo femenino. Para ello trabajamos estrechamente con las asociaciones que lideran la actividad social y económica de las mujeres rurales como aliadas estratégicas en el territorio a través de la Red de Igualdad de Mujer Rural, de la que forman parte las federaciones de mujeres del medio rural a la que se apoya económicamente para que impulsen los proyectos de vida y empleo de las mujeres rurales, en condiciones de igualdad. 

¿Qué servicios no hay que descuidar para ellas?

Es necesario desarrollar actuaciones de formación, emprendimiento y empleabilidad, desarrollando sus capacidades tecnológicas y teniendo especialmente en cuenta, por supuesto, a las mujeres que se encuentran en una situación de mayor vulnerabilidad.