scorecardresearch

Los consejos reguladores del vino retoman en Ávila su agenda

I.Camarero Jiménez
-

El presidente de la DOP Cebreros, Rafael Mancebo, puso en valor el cambio de tendencia al que asistimos, de la «descepación» a que «se replante viñedo»

Los consejos reguladores del vino retoman en Ávila su agenda

Los Consejos Reguladores de las diferentes Denominaciones de Origen ligadas al vino que hay en Castilla y León eligieron Ávila para retomar sus habituales reuniones toda vez que lo peor de la pandemia ha pasado. En la Posada del Agua, frente al embalse del Burguillo, pusieron sobre la mesa los problemas que les son comunes para analizarlos y buscar soluciones. Explicaba a los medios el director general de Ribera del Duero, Miguel Sanz que son estos 'consejos' el intermediario entre el bodeguero y la administración y también que los trámites administrativos y la burocracia son de las cosas que preocupan a aquellos y su labor era ir con soluciones a las administración para facilitar trámites. 

El de este martes fue un encuentro de trabajo que se desarrolló, calificaba, «en un ambiente de colaboración entre todos». Y es que a todos les interesa que al sector le vaya bien. 

El vino, y así lo ponía de manifiesto sin ir más lejos el presidente de la Diputación de Ávila, Carlos García, (invitado en la reunión) mueve la economía: «Genera riqueza, crea empleo y fija población» y eso no se puede dejar de lado y por ello reiteró su compromiso con la causa, que en nuestro caso no es otra que la DOP Cebreros, con la que ya han rubricado varios convenios de colaboración para ayudarla en su crecimiento. Para impulsarla quieren apostar por aprovechar un «eje transversal» como es el turismo y otros de los activos que tiene Ávila en torno a ese turismo, como son «la naturaleza, la cultura, la gastronomía» y los muchos productos que acoge el marchamo de calidad Ávila Auténtica en el que también están representados otros viticultores abulenses que no están dentro de la DOPCebreros, pero con los que también están comprometidos. En cualquier caso quiso felicitar a todos esos productores por su trabajo, labor y sacrificio y también aplaudía la reunión que hasta Ávila habían traído los representantes de la DOPCebreros con su presidente Rafael Mancebo a la cabeza. Recordaba precisamente él, Mancebo, que cada Consejo Regulador "tiene sus singularidades", aunque entre ellos también hay problemas comunes. En el caso de Cebreros recordaba que los fuegos del año pasado hicieron mella en el viñedo y se perdieron algunas hectáreas de cultivo. Ante ello, «queremos más derechos de viñedo».

Fue el de este martes además un momento para recordar que para la zona sin duda han venido tiempos mejores desde que está la DOP, una joven denominación con tan sólo cinco años de vida, nacida en el 2017. Esas buenas nuevas han pasado por dejar de ver «la descepación» y pasar a un cambio de tendencia en el que «se está consiguiendo que se plante viñedo».

Para Miguel Sanz las denominaciones son una gran herramienta para volver al mundo rural entre otras cosas porque «ni las bodegas ni los viñedos se mueven del sitio» y efectivamente pueden ser motor de desarrollo económico y para captar población.

Por cierto que el presidente de la DOP Cebreros avanzó una pronta reunión con la Consejería de Agricultura.