Un salto de calidad

Sara Borondo
-

Insomniac ha creado una obra imaginativa, con personalidad y muy divertida hecha a medida para PS5

Un salto de calidad

La de Ratchet y Clank es una de las historias de amistad más duradera en los videojuegos desde que se conocieron en PlayStation 2. Puede que su aspecto de dibujo animado o los graciosos nombres de las armas que aparecen en el juego lleven a pensar que es una serie solo para niños, pero no es así en absoluto, es una serie divertida a cualquier edad, con un humor que pueden seguir los niños pero efectivo y unos personajes consistentes y encantadores.

En esta ocasión la historia continúa a la de Nexus, el juego que salió en 2013, cuando el doctor Nefarius provoca un caos interdimensional que deben evitar los protagonistas, ayudados en esta ocasión por una lombax perteneciente a la Resistencia, Rivet, un personaje jugable con un carácter menos desenfadado que Ratchet.

Hace ahora un año que Insomniac Games (creador de Spider-man, Resistance y Spyro, entre otros) mostró por primera vez en vídeo Ratchet & Clank: Una Dimensión Aparte, que sirvió para abrir las ganas de jugar con PlayStation 5.

Ahora se ha visto que aquel vídeo no engañaba y Una Dimensión Aparte es un juego sobresaliente que aprovecha de la mejor manera posible los puntos fuertes de la nueva consola de Sony. Sus características se amoldan a PlayStation 5 mejor de lo que lo ha hecho ningún juego hasta ahora: la rapidez del disco duro sólido (SSD) permite mostrar una aventura interdimensional en la que los personajes pasan en unos segundos de un mundo a otro sin que la acción se resienta de carga alguna, algunas armas tienen un efecto u otro según la presión que se ejerza sobre los gatillos adaptativos, la capacidad gráfica de la consola y el trazado de rayos permiten que siempre estén sucediendo muchas cosas en la pantalla, con enemigos y partículas de todo tipo sin que se resienta la tasa de imágenes por segundo y el sonido 3D y la retroalimentación háptica del mando contribuyen a una inmersión mayor en la acción. Además, hay tres modos de juego que priman el vídeo, el rendimiento con alta resolución o el rendimiento con el trazado de rayos, para que cada jugador viva la experiencia a su gusto.

No podían faltar las descabelladas armas que son una de las señas de identidad de la serie. Hay 18 que van desde los tradicionales pacificador y pulverizador a la cubitera para congelar al enemigo o la podadora que convierte a los enemigos en plantas y los aturde momentáneamente.

La acción es incesante -hay que enfrentarse a grupos de enemigos, a gigantescos jefes finales- y hay más posibilidades de movimiento que en los juegos anteriores; los propulsores de las botas se controlan ahora mejor, hay una esquiva rápida, Ratchet puede correr sobre las paredes, realizar un esprint fantasma para evitar peligros y se puede usar un gancho en aquellos puntos en los que se revele una brecha interdimensional. Además de los tiroteos, hay zonas de plataformas y algunos puzles.

En unos meses tranquilos de lanzamientos como los de este primer semestre del año había mucha expectación por lo que pudiera ofrecer esta nueva aventura de Ratchet y Clank, y la verdad es que no ha decepcionado. Insomniac ha demostrado, una vez más, porque es uno de los mejores estudios del mundo con un juego con alma, una historia llena de personajes entrañables y bien diseñados, entretenida y con humor. Las distintas dimensiones y mundos del juego son tan sorprendentes, e incluso más, como todos esperábamos, supone un paso adelante en la calidad de los videojuegos. PlayStation 5 tiene ya un gran título exclusivo para este año.