scorecardresearch

A sólo una décima del 10

M.M.G.
-

Con un 9,90, Ana Jiménez, alumna del Milagrosa Las Nieves, se ha convertido en la nota de EBAU más alta de la provincia y la segunda de la región. Su sueño: estudiar Matemáticas para ser profesora en su colegio

A sólo una décima del 10 - Foto: Isabel García

Ha rozado el diez, pero no le preocupa mucho haberse quedado a una décima. Porque con un 9,90, una nota sólo apta para unos pocos, Ana Jiménez, alumna del colegio Milagrosa Las Nieves, se ha convertido en la estudiante de la provincia con la nota más alta de la EBAU. Y la segunda de Castilla y León, sólo superada por un salmantino que llegó al 9,95.

Hablamos con Ana a las puertas del que ha sido su colegio durante tantos años y al que sueña con regresar convertida en profesora. Porque Ana quiere estudiar Matemáticas para ser maestra de esta asignatura. Y si pudiera ser en su 'cole', mejor.Lo tiene clarísimo.

¿Y por qué?, le preguntamos cuando nos confiesa sus sueños. «A lo largo de mi vida ha sido una de las asignaturas que más me ha gustado», comienza a explicar, «y por la forma de darla de algunos profesores he visto que quiero ser como ellos». 

A sólo una décima del 10A sólo una décima del 10 - Foto: Isabel GarcíaProfesores que le han impartido clase desde Educación Infantil al Bachillerato y de los que ha aprendido distintas formas de enseñar. Todas excelentes, dice. «Me han inspirado», dice sobre unos docentes que a buen seguro estarán muy orgullosos de su alumna cuando lean estas líneas. «Ver que se puede ser profesor de tantas formas distintas es algo que me ha inspirado para querer ser profesora», profundiza Ana aún más en sus deseos.

Tiene claro también dónde va a cursar la carrera: en el Universidad Complutense de Madrid. «Una profesora me comentó que para estudiar Matemáticas las mejores facultades eran las de Madrid», explica. Además, está «cerca de casa», menciona otro de los puntos a favor de la Complutense, un campus en el que le han dicho que va a encontrar muy buen ambiente y que tiene muchas actividades. «Es que a mí me gusta mucho moverme», nos descubre Ana, que nos habla también de cómo se preparó para los exámenes de la EBAU.

«Pues la verdad es que no fue una preparación muy exigente», reconoce. Cuenta que contaba con el hándicap de tener que presentarse a la asignatura de Física, que no había cursado durante el año.Y eso le llevó buena parte de su tiempo de estudio. Por eso, asegura, «descuidó» algo las demás. Un descuido que sin duda querrían otros muchos alumnos, sobre todo cuando se sabe que, por ejemplo, sacó un 10 en Lengua y un 9,70 en Historia.

Para ella, el estudio durante el curso y la exigencia de sus profesores, están también detrás de unas notas que ahora le abrirán la primera de las puertas que ella soñaba con abrir. La segunda será la del Milagrosa Las Nieves, pero convertida en profesora. «Yo ha les he dicho que si puedo estar aquí a los 23 años dando clase, mejor que mejor», se refiere a los profesores que ahora deja atrás y que espera tener como compañeros en un futuro. Porque, cuenta, siempre se ha sentido muy cuidada en la comunidad del colegio. «Cuando he tenido un problema, siempre han estado ahí para cuidarme. Y eso te hace querer ser parte de esto», asegura con una madurez que sorprende dada su edad.

Ahora se le presenta un verano lleno de planes. Con unCamino de Santiago de por medio y con mucho tiempo para leer y escribir.

¡Enhorabuena, Ana!