PP y Cs se enfrentan por el periodo de pago a proveedores

J.M.M.
-

Mientras la formación naranja denuncia el pago de casi 1,5 millones de euros fuera del plazo medio de pago en el cuarto trimestre de 2018, el equipo de gobierno defiende que se cumple con lo "establecido legalmente"

El periodo de pago a los proveedores del Ayuntamiento de Ávila vuelve a enfrentar al grupo municipal de Ciudadanos y al equipo de gobierno. Así, mientras Ciudadanos denunció, en la Comisión de Hacienda celebrada este lunes, el pago de 1.488.000 euros fuera del periodo medio de pago en el cuarto trimestre de 2018, desde el equipo de gobierno municipal se insistía en que se cumple con ese periodo de pago a proveedores «establecido legalmente»..
Ante esos datos, el portavoz del grupo municipal de Ciudadanos en Ávila, Marco Antonio Serrano, afirmó que «por mucho que se empeñe el equipo de gobierno, es imposible creer que el Ayuntamiento esté pagando las facturas en 16 días cuando, solo durante el cuarto trimestre del año, se han producido 333 pagos de un total de 836 por encima del periodo medio legal, fijado en 30 días».
El portavoz de la formación liberal criticó, además, que «existen 185 facturas por valor de más de 638.000 euros pendientes de pago desde hace más de tres meses de los que ni siquiera se han tramitado los expedientes de reconocimiento, paso imprescindible para poder proceder al abono de las mismas».
«De estos datos cabe pensar que el equipo de gobierno paga en tiempo las grandes facturas para bajar la media, mientras que son las pequeñas empresas y los autónomos los que siguen sufriendo los continuos retrasos en el pago por parte del ayuntamiento» lamentó Serrano.
Por todo ello, el grupo municipal de Ciudadanos en Ávila denunció el pago de casi 1,5 millones de euros fuera del periodo medio de pago en el último trimestre de 2018, «perjudicando gravemente a los proveedores que ofrecen sus servicios al Consistorio y que no merecen sufrir la dejadez en sus obligaciones tan habitual en el equipo de gobierno del Partido Popular», subrayó Serrano.
Ante esta denuncia, el equipo de gobierno acusó a Ciudadanos de «alarmismo» y defendió la muestra de que «se cumple con la legalidad lo atestiguan los datos que la Intervención municipal envía al Ministerio de Hacienda». Yañade que «resulta obsesiva la actitud del grupo de Ciudadanos empeñado en desprestigiar de forma demagógicamente la gestión económica que el gobierno municipal realiza en el Ayuntamiento». Finaliza diciendo que «dicha obsesión únicamente puede entenderse con fines partidistas» por parte de Cs.