Ávila deja de ser la única provincia sin brotes de covid-19

I.Camarero Jiménez
-

24 positivos y 23 de ellos asociados a cinco brotes ponen fin a la buena racha en Ávila que acumula ya 2.162 casos confirmados desde que empezó la pandemia. No varían este martes las altas hospitalarias (674) ni los fallecidos (143) y no hay ingresos

Llegan los brotes a Ávila - Foto: David Castro

Ávila, su provincia y las zonas básicas de salud de las que se compone se libraban hasta este martes de los brotes por coronavirus, pero a las 13 horas la Junta de Castilla y León daba a conocer el cambio: 24 diagnósticos positivos y 23 de ellos asociados a cinco brotes que también son nuevos. Los primeros de Ávila, la única provincia de Castilla y León que estaba libre de ellos y una de las pocas de España. 
Estos brotes se han declarado en las Zonas Básicas de salud de la ciudad de Ávila, El Barco de Ávila, Arévalo y  Ávila rural. En la capital, se han declarado 2 brotes (8 y 3 casos respectivamente), ambos del ámbito familiar. También del ámbito familiar hay un brote (con 3 casos) en la Zona Básica de Salud de Arévalo. En la zona ‘Ávila Rural’ (5 casos), ámbito familiar-laboral. Y por último, en la Zona de El Barco de Ávila (4 casos) se trata de personas desplazadas de otra Comunidad Autónoma.
Ante esta situación, el Servicio Territorial de Sanidad en Ávila ha iniciado la vigilancia y el control epidemiológico de estos brotes, a través del seguimiento de casos y de las correspondientes encuestas de contactos e investigación de las relaciones sociales de estas personas, tanto en sus entornos familiares como sociales y laborales.

63 personas en estudio. En total, están en estudio 63 personas. Destacar que «se considera brote cualquier agrupación de tres o más casos con infección activa en los que se ha establecido un vínculo epidemiológico y, en el caso de residencias de personas mayores u otros centros socio sanitarios, con uno o más casos. Un brote activo se define como aquel que haya tenido algún caso en los últimos catorce días, teniendo en cuenta la fecha de inicio de síntomas o la de diagnóstico, si la de síntomas no está disponible».
Conocidos estos datos, desde la Administración Regional han querido apelar «a la responsabilidad individual y colectiva de los ciudadanos, cumpliendo las medidas básicas de distancia social, higiene de manos y uso obligatorio, con carácter general, de la mascarilla en vías públicas, ámbitos urbanos al aire libre y espacios cerrados de uso o abiertos al público, con el fin de evitar situaciones que pudieran suponer riesgo de contagios y rebrotes de la enfermedad». Algo en lo que precisamente incidía el presidente de la Diputación de Ávila, Carlos García quien llamaba a la «prudencia y a la responsabilidad individual y colectiva», que seamos conscientes de la situación «para solucionarlo entre todos» apuntaba a última hora de la mañana.
A pesar de estos datos hay que destacar varios asuntos. El primero, que no hay ingresos por el virus en el hospital Nuestra Señora de Sonsoles y los siguientes que los acumulados en Ávila con positivos por la covid-19 suman ya 2.162, tras los 24 casos nuevos y de ellos 1.816 están confirmados por PCR.  No varían respecto al día anterior ni las altas hospitalarias, 674, ni los fallecidos, con 143. Sí lo hace la situación en residencias de mayores, centros de personas con discapacidad y viviendas tuteladas en Castilla y León que tienen a 19 personas aisladas en prevención, aunque a ninguna con síntomas compatibles por la covid-19. Son siete más que el día anterior.
Mejora la situación respecto a las zonas básicas de salud que el lunes pasaron a color naranja, ya que se mantienen Las Navas y El Barco, pero Piedrahíta vuelve a amarillo, donde se encuentra con Lanzahíta y Muñana. Coloreadas de naranja significa que deben rebajar al máximo el contacto social, evitar reuniones de más de 10 personas y limitar al máximo la exposición en lugares cerrados. En amarillo basta con  extremar las medidas de precaución y prevención y no realizar desplazamientos innecesarios.