scorecardresearch
Editorial

Los castillos, un patrimonio aún por promocionar en Ávila

-

Esta semana el Procurador del Común ha solcitado a la Consejería de Cultura y Turismo la promoción de rutas, itinerarios o espacios culturales que tengan como protagonistas a los castillos y al resto de elementos de la arquitectura defensiva existente en Castilla y León para que «adquirieran un valor de conjunto añadido al que ya puedan tener considerados de forma aislada». Para ello, el Procurador del Común ha informado a todas las Diputaciones Provinciales de la Comunidad sobre el contenido de la resolución dirigida a la Consejería de Cultura y Turismo en atención al principio de colaboración y cooperación que debe existir entre la administración autonómica y el resto de administraciones locales. Asimismo, consideró que la resolución "debería servir de estímulo para que todas instituciones provinciales trabajen en la línea propuesta".

Sin llegar a los niveles de promoción y diseño adquiridos en la provincia de Palencia o en la de Segovia, Ávila atesora algunas iniciativas interesantes sobre el papel, fundamentalmente potenciadas desde la Diputación Provincial de Ávila y desde las red Casas de Gredos, el entramado más importante de viviendas de turismo rural de la provincia, desde cuyas páginas promocionales muestran el elenco de castillos como uno de los mayores atractivos que ofrece el turismo rural en Ávila. Monumentales construcciones de piedra edificadas en su mayoría en los tiempos de la reconquista, que representan fielmente el histórico pasado la provincia.

En Ávila se mantienen en pie 17 castillos, pero son una docena los que en estos momentos pueden considerarse más propicios para encajar en la propuesta del Procurador del Común. Son estos: el Castillo de Valdecorneja, en El Barco de Ávila, beneficiario de próximas mejoras; el Castillo de la Triste Condesa, en Arenas, recientemente liberado de construcciones impropias; el Castillo de Arévalo, consolidado como museo; el Castillo de La Adrada, uno de los mejor conservados y de más acondicionada visita; el Castillo Palacio Magalia, en Las Navas, escenario de actos culturales e históricos cónclaves; el Castillo de Mombeltrán, cargado de historia, de misterio y de monumentalidad en el tránsito de la Meseta Norte a la Sur; el Castillo de El Mirón; el Castillo de Bonilla de la Sierra; el Castillo de Castronuevo, en Rivilla de Barajas; el Castillo de Villaviciosa; el legendario Castillo de Aunqueospese; o el morañego Castillo de Narros de Saldueña. Patrimonio suficiente para exhibir unas cartas de presentación con singularidad especial en esa plataforma promocional alentada por el Procurador. Por si fuera poco, no puede faltar como colofón la inclusión de la Muralla de Ávila en la red, esa fortaleza espectacular, castillo inconquistable y castillo interior en la liberación de las almas místicas.

Por tanto, mimbres suficientes para que Ávila se suba a este tren apropiado para recuperar un turismo muy tocado por la pandemia y para impulsar el desarrollo cultural, turístico, económico y poblacional de las zonas situadas en el medio rural.