scorecardresearch

La Diputación aprueba sus mayores cuentas con el 'no' de XAV

M.E
-

PP, Cs, PSOE y el diputado del grupo no adscrito respaldan unas cuentas que se elevan a 73,2 millones de euros y que dejan una inversión por habitante de 321 euros

La Diputación aprueba sus mayores cuentas con el 'no' de XAV

El Pleno de la Diputación de Ávila aprobó este jueves el Proyecto de Presupuestos de la institución para el año 2022 con el voto favorable del Partido Popular y Ciudadanos, los partidos que sustentan el gobierno, del PSOE, que volvió a dar el 'sí' a la hoja de ruta económica, y también del diputado del grupo no adscrito. Por Ávila, que se había abstenido en la comisión, finalmente votó en contra a unas cuentas, las mayores de la historia de la Diputación, que se sitúan en 73,2 millones de euros y que registran un incremento del 14% respecto al ejercicio actual. Esto ha permitido destinar inversiones en los municipios por valor de 32,2 millones de euros, el 44% del montante total, lo que se traduce en un gasto por habitante que roza los 321 euros, otra cifra histórica en la casa. 

Un presupuesto que el presidente de la Diputación, Carlos García, defendió como la herramienta para «hacer un proyecto de provincia para que todos nos sintamos integrados y sea útil para los abulenses», al «plasmar el compromiso de la institución con las necesidades del medio rural y de todos los ayuntamientos». Estos presupuestos «potencian la colaboración con los municipios, sean del signo que sean, y pretenden ahondar en la protección de los colectivos más desfavorecidos», subrayó Carlos García, quien también situó que buscan «seguir avanzando en la modernización del medio rural» y destacó que el proyecto permite «que asumamos competencias plenas, tal y como marca la ley», en referencia al Servicio de Extinción de Incendios y Salvamento, el apartado donde, precisamente, se produce el mayor aumento, al multiplicar su cuantía por siete y llegar a los 8,4 millones. 

El presidente también destacó otras cifras, como los cerca de 20 millones para los Servicios Sociales, alcanzando el 27% del presupuesto total, incluyendo los seis millones para ayuda a domicilio o «el impulso» al Programa Crecemos. El compromiso con los ayuntamientos con los planes de inversión, el empleo, la liquidez o las bonificaciones también fue destacado por García, quien no se olvidó del impulso al desarrollo rural y la agroalimentación de la mano de Ávila Auténtica. El Plan Territorial de Fomento Industrial de Ávila y su entorno, con «partidas importantes para que eche a andar», fue la última referencia de un discurso que dio paso a los portavoces de los cinco grupos.

El portavoz de Cs y vicepresidente de la institución, Pedro Cabrero, resaltó la «cifra récord» del presupuesto, que alcanza los 76 millones incluyendo los organismos autónomos, y subrayó que «permitirá continuar cumpliendo los compromisos del acuerdo de gobernabilidad entre PP y Cs», al incluir avances en los parques comarcales de bomberos, las infraestructuras hidráulicas o la gestión de residuos. Además, «las cuentas contienen una importante apuesta por los servicios sociales, el sector agroalimentario y el empleo», además de «realizar un esfuerzo importante por dotar de servicios de calidad a los municipios» a través de las transferencias directas corrientes y de capital, que suman 16 millones de euros, para «seguir contribuyendo al futuro del medio rural».

En el turno de la oposición el diputado del grupo no adscrito, Alberto Encinar (antes portavoz en Por Ávila), dio un 'sí' tras valorar el presupuesto como «inversor», destacar sus «inversiones de calado» y considerar que «va a redundar en la mejora de la calidad de vida del medio rural». Un «presupuesto histórico y con un volumen de ingresos y gastos muy elevados» y, aunque «a todos nos gustaría llegar a cifras más altas», reconoció que al final «tiene que estar equilibrado».

El portavoz del PSOE, Pedro Muñoz, también emitió un voto favorable en la línea que está siguiendo durante todo el mandato. En su justificación, el socialista recalcó el interés de su partido en «buscar el consenso» y señaló que siempre y cuando se siga por la «razonable» línea expresada en la sesión de investidur «vamos a seguir en dinámica constructiva, que es lo que esperan los ciudadanos».

La nota discordante la puso, como ya ocurriera el año pasado, Por Ávila. Su nuevo portavoz, Carlos Jiménez, argumentó el 'no' en que «no son unos presupuestos con voluntad de consenso, al menos con Por Ávila», además de que son «mejorables y van tarde» en aspectos como los parques de bomberos. «La Diputación todavía puede hacer más por el medio rural», resaltó Jiménez, quien demandó un mayor gesto hacia la colaboración después de que se hubieran «pasado por alto» sus treinta enmiendas.

El portavoz del PP, Juan Carlos Sánchez Mesón, destacó que las enmiendas «deben de tener una coherencia y no vale la barra libre», para remarcar que los presupuestos «son indudablemente buenos y van a suponer la mejora de la calidad de vida que nos merecemos».