La nueva Garganta Cabrera

M.M.G.
-

El proyecto medioambiental, ubicado en Venero Claro y desarrollado por Bankia y la Fundación Ávila, aprovecha los estudios del Instituto Geológico y Minero sobre la crecida de 1997 para crear un aula de formación natural

La nueva Garganta Cabrera

Bankia y la Fundación Ávila han inaugurado la senda natural de la Garganta Cabrera, una de las actuaciones que han llevado a cabo ambas entidades de forma conjunta dentro de su compromiso con el medioambiente en la provincia de Ávila. En el acto de inauguración participaron la presidenta de Fundación Ávila, Dolores Ruiz-Ayúcar, y el director de la zona Centro-Norte de Ávila de Bankia, Óscar Pérez Blázquez.
Situada en el entorno de Venero Claro, en Navaluenga, la Garganta Cabrera sufrió en 1997 una gran riada que provocó un serio desastre natural, cambiando drásticamente la orografía de la zona y llevándose por delante no sólo elementos naturales, sino bienes culturales como el puente romano que la cruzaba. A raíz de ello, esta garganta es la más estudiada de Europa.
La actuación de Bankia, que ha aportado 20.000 euros a este proyecto, en colaboración con Fundación Ávila ha permitido no solo completar el estudio del suceso, a través de la colaboración con el Instituto Geológico y Minero de España (IGME), sino también adecuar el entorno para convertirlo en un aula natural que proporcione una formación ambiental basada en el respeto a los cauces y en la importancia de valorar la energía que poseen las crecidas y los riesgos reales que existen para las personas y bienes.
La senda se compone de dos tramos diferenciados que desembocan en una explanada donde se han instalado paneles informativos con infografías que dan sentido a los estudios realizados y ofrecen información didáctica.
El primero de los tramos discurre por el margen derecho del cauce de la Garganta Cabrera, zona inundable sobre la que se ha instalado una plataforma, mientras que el segundo discurre íntegramente sobre el terreno natural alejado del cauce, formado por tierra. La adecuación de ambos tramos, al igual que la explanada final, se ha llevado a cabo con los propios materiales del río.
La presidenta de Fundación Ávila mostró su satisfacción por la conclusión de un proyecto que «no solo nos permite contribuir a la sostenibilidad medioambiental de esta zona naturalmente privilegiada, sino también educar y concienciar en el cuidado de la naturaleza a los niños y niñas de la colonia de Venero Claro gracias a la aportación de Bankia».
Por su parte, el director de la zona Centro-Norte de Ávila de Bankia destacó «la importancia de recuperar el entorno de la provincia de Ávila y, al mismo tiempo, apostar por la formación ambiental en una zona tan emblemática para nuestra entidad por acoger el campamento de Venero Claro».