scorecardresearch

Un examen para el futuro

M.E
-

Un buen número de los 651 alumnos de Ávila matriculados en la EBAU iniciaron el reto en la Escuela Politécnica, separados por clases y casi sin mascarillas. Lengua y Literatura marcaron el paso, entre los típicos nervios iniciales

Un examen para el futuro - Foto: Isabel García

Laura quiere estudiar Enfermería, una de las carreras más demandadas de la provincia, y a pocos minutos del inicio del primer examen se muestra calmada. No todos pueden decir lo mismo. Ha dormido bien y la primera prueba, la de Lengua Castellana y Literatura, es uno de sus puntos fuertes, así que sonríe cuando le preguntamos si lo lleva bien preparado. Con una botella de agua en la mesa y sin mascarilla, respira tranquila cuando uno de los profesores le reparten la hoja de examen, la primera del día y de esta EBAU (prueba de acceso a la Universidad) y la que empezará a marcar sus posibilidades de poder estudiar para lo que quiere dedicarse, cuidar a los demás. 

La pandemia, lejos de desanimarla, ha influido en su decisión, como en tantas cosas en los últimos dos años y medio. También ha modificado la celebración de esta EBAU en Ávila. Aunque ya no hay restricciones por covid en marcha, la Universidad de Salamanca ha optado por mantener las dos sedes en la capital abulense –en los edificios de Educación y Turismo y la Escuela PolitécnicaSuperior– y repartir a los alumnos por clases, preferentemente del mismo instituto. Separados por una distancia de algo más de un metro, la mayoría no lleva mascarilla, aunque es algo opcional.

Ya sentados en las mesas de universitarios, los jóvenes se muestran atentos a las últimas indicaciones. «No responder en la hoja de examen, no firmar ni dejar ninguna marca, mochilas lejos, móviles apagados y auriculares fuera, no salir del aula antes de que pasen treinta minutos....» son las últimas consignas que escuchan los chicos antes de enfrascarse en los comentarios de texto y en los temas que les llevarán a algunos de los clásicos de la literatura nacional.

Siempre hay dudas, hasta para rellenar el encabezado. «¿A qué día estamos?», pregunta una joven. La respuesta llega pronto, junto a las risas nerviosas de sus compañeros que sirven para descargar la tensión. «Siempre pasa en el primer examen pero luego va todo rodado», comenta la coordinadora de la sede, Almudena Velasco.  

Los profesores miran el reloj y a las nueve en punto dan el pistoletazo de salida a la primera hora y media de esta EBAU, la que después dará paso a los exámenes de Historia e Inglés, eso sí, dando una tregua en forma de descanso para comentar la jugada y dar un último repaso rápido a los siguientes apuntes.Como suele pasar, tras superar el primer reto muchos coinciden en que no es tan fiero como lo pintan y la tranquilidad impera.

En Ávila este año si no hay récord de matriculados, andará cerca. Según los datos difundidos por la Universidad de Salamanca, 651 alumnos de la provincia se han matriculado en una EBAU que, además de las dos sedes de Ávila, también se desarrolla hasta el viernes en el IES Arenas de San Pedro, de la misma localidad; y en el IES Eulogio Florentino Sanz, de Arévalo. Los estudiantes de Ávila capital se examinarán de Diseño en el aula 02 de la Escuela de Arte y Superior CRBC de Ávila.

Los estudiantes podrán obtener la Tarjeta de Calificaciones el día 17 de junio a partir de las 10 horas en la web de la USAL, mientras que el periodo de solicitud de revisión de las calificaciones y visionado de los exámenes se ha fijado para los días 20, 21 y 22 de junio.

Si esta primera ronda de exámenes sale mal, hay 'repesca'. La celebración de la convocatoria extraordinaria de la EBAU 2022 está prevista para los días 6, 7 y 8 de julio.