scorecardresearch

Tras la pista del móvil de Carcaño

Agencias
-

La familia de Marta del Castillo alberga la esperanza de que el teléfono de su asesino confeso desvele dónde están los restos de la joven

Tras la pista del móvil de Carcaño

Trece años después de la desaparición y asesinato de Marta del Castillo, su familia sigue sin saber dónde está su cuerpo. Ahora, coincidiendo con el aniversario del crimen de la joven sevillana, pone sus esperanzas en que los avances tecnológicos logren desentrañar lo que oculta el teléfono móvil de su asesino confeso, Miguel Carcaño.

Mientras, Carcaño continúa en la cárcel, en concreto desde hace una década en la prisión de Herrera de la Mancha, en Manzanares (Ciudad Real), primero como preso preventivo y luego como condenado, hasta que el Tribunal Supremo dictó su sentencia de 21 años y tres meses como asesino confeso, ya que no aún no hay cadáver.

El 24 de enero de 2009 fue asesinada Marta y el 24 de enero de 2022 ya solo queda una línea de investigación abierta en sede judicial. El juzgado de instrucción número 4 de Sevilla, en una pieza separada para la búsqueda del cuerpo, espera un informe pericial del móvil de Miguel Carcaño. ¿Qué trata de encontrar el juez Álvaro Martín en este teléfono? La reconstrucción de los movimientos que los investigados realizaron la noche de autos y las horas posteriores.

El magistrado acordó también requerir a las compañías telefónicas para que informen sobre si conservan datos «crudos» de los terminales de Carcaño, de Marta, de Javier Delgado, de la novia de este, de Francisco Javier García, alias el Cuco, y de su amigo Samuel Benítez, absuelto también en el juicio.

Estas pesquisas han sido alentada incluso por el propio Carcaño en la enésima carta enviada, en esta ocasión, a la abogada de la familia, Inmaculada Torres, donde vuelve a incriminar a su hermano Javier Delgado, una acusación que mantiene desde 2013 tras numerosos cambios en su versión.

Ocho años manteniendo la hipótesis de que su hermano mató a la joven de varios golpes con la culata de una pistola y que todo se desencadenó por el impago de la hipoteca del piso donde se produjo el asesinato, y por el encubrir un delito de falsedad documental y estafa, algo a lo que la familia se agarró para presentar una nueva denuncia en el juzgado.

El juez reabrió la investigación contra Delgado en febrero de 2020 pero algo más de un año después finalmente acordó el archivo, que la familia recurrió en apelación ante la Audiencia Provincial de Sevilla.

La desesperación de los padres de Marta, Antonio del Castillo y Eva Casanueva, les llevó a comprar dicho piso, situado en la calle León XII, con la intención de regalárselo a Carcaño en el caso de que les ayudara a encontrar el cuerpo.

Nuevo juicio

Mientras tanto, el caso acogerá este año un nuevo juicio. El del Cuco, y su madre, Rosalía García Marín, acusados de un delito de falso testimonio por haber mentido supuestamente en 2011, cuando el entonces menor fue condenado a tres años de internamiento por encubrimiento en el asesinato de Marta.

Desde su condena, Carcaño ha cumplido más de una cuarta parte de la pena, y tras la petición de permisos que le fueron denegados, no volvió a solicitarlos, quizá porque no se les va a conceder ya que no ha demostrado arrepentimiento por el asesinato ni ha colaborado para encontrar el cadáver.

Atrás quedan búsquedas infructuosas del cuerpo de la joven como consecuencia de las numerosas versiones dadas por el asesino confeso, desde el río Guadalquivir a varias fincas situadas en La Algaba, Brenes, Utrera y otras localidades.

En total, hasta 70 lugares inspeccionados sin éxito. La última esperanza está ahora en un móvil.