scorecardresearch

La ciclomarcha de El Tiemblo recauda 9.600 euros para Asfema

I.Camarero Jiménez
-

Más de 300 adultos y 80 pequeños dieron forma a la que ya es la VIII edición de una prueba a beneficio de aquellos que padecen enfermedades raras metabólicas

La ciclomarcha de El Tiemblo recauda 9.600 euros para Asfema

El Tiemblo nunca le ha dado la espalda a los eventos solidarios y este domingo ha hecho gala de nuevo de su espíritu de colaboración. Hablamos de la ciclomarcha organizada por la Asociación de Familias con Enfermedades Metabólicas de Madrid, que cumplía su VIII edición.

Casi 400 personas dijeron sí a esta propuesta y entre las cuotas de inscripción, la fila cero, el bar solidario y la venta de algunos artículos realizados por la asociación recaudaron 9.600 euros. A estos habrá que descontar los gastos que conlleva la prueba y la organización, pero de cualquier forma desde la asociación consideran que ha sido «todo un éxito» la convocatoria a la que además han dado su respaldo numerosos rostros conocidos del deporte abulense, tales como Ángel Arroyo, Carlos Sastre, David Navas o Paco Mancebo, entre otros muchos.

Para hablar de la carrera y de la asociación nos dirigimos a Pedro González, quien explica que en esta ocasión la afluencia ha sido un «poco menor que otras veces», algo que tiene su explicación en que «se están reactivando sobremanera las pruebas y eventos con carácter solidario y más después de la pandemia que ha hecho mella en las economías de muchos», tanto particulares como las propias asociaciones. Aún así como decíamos estiman un triunfo la afluencia de corredores a una ciclomarcha que contó «con un tiempo espectacular» y que se saldó sin ningún tipo de sobresaltos. 

Se había organizado una ciclomarcha infantil para pequeños entre 5 y 10 años a razón de 5 euros la inscripción y de la que participaron 80 personas. 

Luego, fueron más de 300 los inscritos (a razón de 15 euros) en las distancias largas, dentro de las cuales había un recorrido de dificultad baja de 20 kilómetros; uno de dificultad media, de 27;y uno mucho más complicado, de 38. Lo bueno es que dependiendo de cómo se viera el corredor podía elegir el itinerario sobre la marcha. Y así lo hicieron.

Es la primera ciclomarcha tras dos años en suspenso por la pandemia y viendo las ganas con las que se ha reiniciado, apunta González que ya están pensando en la IX edición. En este sentido llama la atención desde estas líneas a cualquier empresa que quiera colaborar con ellos y asegura que dado que «somos de utilidad pública las aportaciones que nos hagan desgravan de forma muy importante a Hacienda».

destino de la recaudación. El importe íntegro de los beneficios que se obtengan se destinará a las actividades estatuarias de Asfema en beneficio de los afectados por las enfermedades raras metabólicas. Unas enfermedades que se caracterizan por el hecho de que quienes la sufren no toleran la proteína y deben alimentarse de fruta, verdura y patata, explicó González hace unos días a Diario de Ávila. Para suplir la proteína hay que «tomar unos preparados muy caros» porque una dieta normal tiene mucha proteína que no se tolera. Este tipo de enfermedad se detecta en la segunda prueba del talón y supone tener que ir haciendo análisis semanales o quincenales para que no suban los niveles de proteínas por los daños que esto produce en quien lo sufre.

Así las cosas, sin duda esta recaudación es importante para las familias que forman parte de la asociación (que cuenta con alrededor de 200 asociados).Y es que González hacía hincapié en que sufrir esta enfermedad es duro en lo personal, en lo sanitario y en lo económico. 

Para ayudarles al buen desarrollo de la ciclomarcha han contado además con otro tipo de colaboración, la humana y en sus filas ayer militaron también Protección Civil, personal del Ayuntamiento y no pocos voluntarios, entre ellos la Asociación de Amas de Casa de la localidad

Fue una gran experiencia que salió a pedir de boca y que en muchos casos se tomó como un día de fiesta para disfrutarlo en familia. Precisamente para entretener a los más pequeños se programaron actividades y juegos en la zona de salida de la carrera.