Cascadas de hielo y figuras heladas decoraron la provincia

VICENTE GARCÍA
-

El aumento de las temperaturas estos días y las recientes lluvias, han terminado con imágenes atractivas y sugerentes, pero a veces inquietantes y peligrosas, en gran parte de la geografía provincial

Cascadas semi heladas en Navalacruz - Foto: Vicente García

La borrasca de nieve que dejó paralizada nuestra provincia durante unos días, y sobre todo la posterior bajada de las temperaturas, han convertido numerosos arroyos y torrenteras en toboganes gélidos que hacía ya algunos años no se contemplaban en los diversos rincones de la geografía provincial.

Los que de vez en cuando visitamos las zonas más altas de nuestra geografía como son la sierra de Gredos, Serrota, o incluso la más cercana sierra de La Paramera o el cerro de Gorría disfrutamos en invierno de algunas zonas umbrías, en las que apenas da el sol, muy inclinado en esta época del año, y donde pueden contemplarse vegetales atrapados por el hielo que forman figuras insólitas y atractivas, imposibles de contemplar en otra época del año, o caminar por encima de la Laguna Grande, con una capa helada de medio metro de espesor.

Pero lo que suele ser común en las grandes alturas, este año con el desplome térmico de la semana pasada, ha permitido recordar épocas anteriores en los que el invierno ‘apretaba’ y el termómetro  descendía por debajo de los -15, algo que se ha repetido este año y nos ha permitido contemplar cómo incluso en plena ciudad abulense, algunos caminaban temerariamente encima del embalse de Fuentes Claras con la ‘dudosa seguridad’ de que va a resistir el peso de los caminantes sobre un capa congelada de incierta resistencia. 

Tobogán de agua y hielo en la garganta de ValdeascasTobogán de agua y hielo en la garganta de Valdeascas - Foto: VICENTE_GARCIAEl desplome térmico ha permitido recobrar algunas cascadas de hielo que ya visitamos en el pasado en diversos enclaves de nuestra provincia.

Algunas se sitúan muy cerca de la ciudad como la de Riofrío, en el río Mayor, que aunque es la más conocida, si  ascendemos con cuidado, cauce arriba podemos observar algunas laderas totalmente heladas con enormes carámbanos y un ruido constante que demuestra que el agua desciende bajo esos centímetros de placas congeladas.

Algo similar hemos observado en el arroyo de Navalacruz, una serie de saltos constantes que ofrece una vista extraordinaria y permite que el fotógrafo realice instantáneas sugerentes y espectaculares.

Cascadas de hielo y figuras heladas decoraron la provinciaCascadas de hielo y figuras heladas decoraron la provincia - Foto: Vicente GarcíaEstas cascadas sólidas tienen la peculiaridad de que al estar orientadas al sur, cuando el sol comienza a incidir sobre ellas se van descongelando, y en ocasiones a primera hora son puro hielo, y a mediodía, según la temperatura ambiente, se desprenden en grandes bloques y dan paso al agua que desciende con rapidez hacia el valle.

(Reportaje completo en la edición en papel y suscripción digital).