scorecardresearch

Arenas y San Pedro de Alcántara sellan su hermanamiento

E.C.B
-

El acto institucional se celebró en el patio de armas del castillo del Condestable Dávalos de Arenas de San Pedro. En septiembre se repetirá en la localidad malagueña

Arenas y San Pedro de Alcántara sellan su hermanamiento

Con un Pleno Extraordinario celebrado en el patio de armas del castillo del Condestable Dávalos y un posterior encuentro entre las bandas de música de las dos poblaciones se certificó el hermanamiento entre Arenas de San Pedro y San Pedro Alcántara (Marbella).

La unión de ambas localidades se ha rubricado primero en tierras abulenses, hasta donde se desplazó una delegación sampedreña, encabezada por el teniente de alcalde, Javier García, y con la presencia también de la Hermandad del Santo Patrón.

Este acto institucional, calificado como «histórico» por las autoridades de ambas localidades, se enmarcó dentro de la agenda por el IV Centenario de la Beatificación y Patronazgo de San Pedro de Alcántara, patrón de ambos municipios.

A Arenas de San Pedro y San Pedro Alcántara les une la vida y obra de Juan de Garabito Vilela y Sanabria, nacido en Alcántara y que al ingresar en la orden franciscana, cambió su nombre por el de Pedro de Alcántara.

Arenas de San Pedro y San Pedro Alcántara son poblaciones hermanas desde la fundación de la segunda a mediados del siglo XIX, en el momento en el que el Marqués del Duero decide bautizar con el nombre del patrón de Arenas a esta nueva población. Pero ha sido ahora, en 2022, cuando Arenas de San Pedro y San Pedro Alcántara han hermanado sus ciudades, siguiendo el sentir popular de los arenenses y sampedreños en base a la profunda devoción que sienten sus respectivos habitantes hacia el santo patrón.

El próximo mes de septiembre tendrá lugar en San Pedro Alcántara la réplica del hermanamiento.

Encuentro de bandas. Además del acto institucional, tuvo lugar el concierto por parte de la Banda Municipal de Música de Arenas y la Agrupación Musical Marbella. Un encuentro que convocó a casi 80 músicos entre ambas agrupaciones y que deleitaron con un amplio repertorio.

El director arenense, Alberto Barranco, y los marbellíes, Miguel Aranda Gómez y José Sánchez Rubiales, fueron los encargados de dirigir el emotivo concierto.

Una vez en el escenario, cada formación realizó su exhibición, para luego unificarse y tocar juntas las mismas piezas, entre ellas el himno de Arenas de San Pedro y el himno del IV Centenario, que acabó con el aplauso unánime de todo el público que se dio cita en ese espacio.