scorecardresearch

Unicaja rebaja 1,5 puntos la previsión de crecimiento del PIB

SPC
-

Lo achaca a la evolución del conflicto en Ucrania, la crisis de precios o los problemas de suministro

Unicaja rebaja 1,5 puntos la previsión de crecimiento del PIB - Foto: ICAL

La economía de Castilla y León crecerá este año un 3,7 por ciento, casi dos puntos menos que en 2021, según las estimaciones presentadas ayer por Unicaja Banco en su informe 'Previsiones Económicas de Castilla y León'. Una cifra que, no obstante, supone reducir en 1,5 puntos la previsión que la entidad bancaria realizó hace solo tres meses, y en la que queda patente el impacto de la guerra de Ucrania y la crisis de suministros sobre el Producto Interior Bruto autonómico. El documento, asimismo, espera que el empleo aumente un 0,7 por ciento, debido principalmente al aumento en los servicios. El número de parados podría disminuir un 3,9 por ciento, con una tasa de paro global que se situará en el 10,9 por ciento en el promedio del año, en torno a tres puntos por debajo de la media nacional.

Respecto a cada una de las provincias, en 2022, las tasas de crecimiento oscilarían entre el 2,5 por ciento de Palencia y el 4,1 de Segovia, si bien destacan también los de Salamanca y Zamora, ambas del cuatro por ciento. Este informe, cuya información recogió Ical, se divide en esta ocasión en cuatro apartados: entorno económico, evolución reciente de la economía de Castilla y León, previsiones económicas y análisis provincial.
En cuanto a las previsiones, el documento achaca a la evolución del conflicto en Ucrania la «elevada incertidumbre», pero también en relación a la trayectoria de los precios o los cuellos de botella en las cadenas de suministro, sin olvidar la evolución de la pandemia, por lo que la «realización de proyecciones en estos momentos conlleva una elevada complejidad».

Por lo que respecta a la evolución de la economía en la Comunidad, el PIB de Castilla y León habría crecido un 5,5 por ciento (5,1 en España), con una disminución del VAB en el sector agrario y un mayor dinamismo de los servicios (6,5 por ciento) y la industria (6,1 por ciento). Por contra, las previsiones realizadas por Analistas Económicos de Andalucía apuntan a que en 2022 el PIB podría crecer un 3,7 por ciento en Castilla y León, alrededor de 1,5 puntos menos de lo estimado hace tres meses aunque la «incertidumbre es muy elevada» por la guerra de Ucrania, por el aumento del precio o el cuello de botella de las cadenas de suministro.

Imagen de la construcción de una nave industrial. Imagen de la construcción de una nave industrial. - Foto: Miguel Ángel Valdivielso

Asimismo se estima que, en el promedio de 2022, el número de ocupados según la Encuesta de PoblaciónActiva podría crecer un 0,7 por ciento, hasta los 983.900 ocupados, debido principalmente al aumento en los servicios y la cifra de parados podría disminuir un 3,9 por ciento, lo que situaría la tasa de paro en el 10,9 por ciento en el promedio del año.

Por último, el informe de Unicaja señala que la afección del entorno internacional ahonda en un «cambio radical con la invasión rusa de Ucrania del pasado 24 de febrero». A finales del pasado año se preveía que la economía recuperase el impulso a medida que las condiciones de la oferta «continuasen normalizándose y se moderasen las presiones inflacionistas»