Los adornos navideños prologan las fiestas

M.E
-

Más de un centenar de personas, entre niños y adultos, se acercaron al taller que, un año más, organizó la Casa Copérnico en el CiTes

Los adornos navideños prologan las fiestas - Foto: David Castro

Al igual que las luces de Navidad de muchas ciudades tienen su pistoletazo de salida en este puente festivo (las de Ávila se encendieron el jueves), en muchas casas también es tradición aprovechar estos días para ambientar el hogar para todo lo que viene por delante, las fiestas navideñas. Pues a eso, a aprender cómo hacer una  bonita decoración navideña con tintes caseros, lo que sin duda aporta un plus de autenticidad, contribuyó un año más la Universidad de la Mística. Y es que las puertas del Centro Internacional Teresiano Sanjuanista (CiTes) se abrieron ayer por la tarde para recibir a un buen número de niños y niñas en torno al taller de adornos navideños que organizó un año más la Casa Copérnico, la asociación socio cultural polaca, en colaboración con el Ayuntamiento de Ávila y la Universidad de la Mística.
Más de un centenar de asistentes abarrotaron la sala con un claro objetivo, aprender a realizar una tarjeta de Belén, una felicitación navideña y un campana de cartulina, al tiempo que pasar un buen rato en familia. Así, padres e hijos recortaron y pintaron juntos, siguiendo las instrucciones de la organización, en una entrañable actividad que ya se ha convertido en una tradición y que no se queda ahí. Y es que a continuación estaba prevista la llegada al centro de San Nicolás, un personaje muy popular en Polonia que trae regalos a los niños para arrancar del mejor modo posible las fiestas navideñas. 
«Empezamos hace diez años o más y éramos muy pocos, pero cada vez fue viniendo más gente y luego ya nos trasladamos aquí al CiTes; ahora la gente casi se pelea por la entrada y muchos repiten», cuenta Ewa Janik, la presidenta de la Casa Copérnico, quien agradece la ayuda del Cites y la subvención del Ayuntamiento  de Ávila para el material. «Las personas que vienen siempre salen muy contentas», destaca Janik, quien subraya el valor de hacer los adornos en familia, frente a los excesos materiales de estos días, y apela a ese espíritu.