scorecardresearch

"Espero que sea una tarde emocionante"

J.M.M.
-

La plaza de toros de Arenas de San Pedro se dispone a vivir este Sábado Santo un gran espectáculo de rejones, con toros de Monteviejo y un cartel donde Diego Ventura compartirá escenario con Rui Fernandes y Leonardo Hernández

"Espero que sea una tarde emocionante" - Foto: Isabel García

Buena parte de la expectación de la corrida de rejones que se vivirá este Sábado Santo en la plaza de toros de Arenas de San Pedro, organizada por Tauroemoción, viene propiciada por la presencia en el ruedo del hispano-portugués Diego Ventura, el cual, compartiendo cartel con Rui Fernandes y Leonardo Hernández, se medirá a los toros de Monteviejo. En esta entrevista analiza lo que puede suponer una tarde que está llamada a hacer historia.  

¿Cómo afrontas el reto de los toros de Monteviejo?

Con la máxima responsabilidad que merece esa ganadería, ese encaste y esa casa y también el haber dado el paso al frente para torear esta corrida. No es nuevo mi empeño de abrir al máximo el abanico de hierros y de encastes a los habituales y éste es un paso más en ese sentido. Tiene que ver con mi respeto a mi profesión, a lo que me ha dado y yo quiero corresponderle, y al público, al que tenemos que traer y mantener en las plazas dándole la emoción que reclaman y merecen con espectáculos nuevos y sorprendentes.

¿La preparación cambia con estos toros?

La preparación que mantengo desde hace mucho tiempo es siempre desde la máxima de la exigencia. Para mí y para los caballos. Esta corrida con los toros de Monteviejo no es una excepción en la temporada, como digo, lo vengo haciendo desde hace ya varios años, lo estoy haciendo éste y va a ser una tónica durante toda la temporada. Así que la preparación es igual de exigente porque se trata de estar igual de capacitado para todas las tardes. Esto no es un gesto puntual, sino una norma porque tiene que ver con cómo yo entiendo el rejoneo y el momento en que se encuentra.

¿Es el momento de renovarse y hacer gestas para ilusionar al aficionado?

Estoy convencido. Tiene que ser así, no hay otra. La rutina y la monotonía son aburridas y el toreo, nunca fue aburrido. Todo lo contrario. Ya he dicho alguna vez que mi objetivo es dejar el rejoneo mejor de como me lo encontré y más alto de donde estuvo nunca y lograrlo pasa por ser ambicioso y responderte siempre por qué no a la hora de pensar en retos históricos, que nunca antes se hicieron…

Con Rui y Leonardo, ¿cómo definirías el cartel de Arenas de San Pedro?

Apasionante. Son dos toreros muy buenos porque hay que serlo, de partida, para apuntarte a este tipo de corridas, para no volverles la cara. Los dos están en el mejor momento de sus carreras y encarnan dos conceptos muy diferentes. Entre ellos y con respecto a mí, lo cual es otro gran aliciente para el aficionado. Ver competir a tres rejoneadores distintos en su manera de torear, con cuadras diferentes y ante toros que son toda una incógnita son ingredientes para un cóctel que pinta muy bien a priori…

Ha generado mucha expectación la tarde, ¿qué espera de ella?

Pues siendo así, el primer objetivo está cumplido, porque, como digo, se trata de generar expectación e interés. Si existe es que la gente ha captado nuestro mensaje, lo que le ofrecemos. Como en corridas excepcionales como tantas anteriores ya, espero que sea una tarde emocionante, intensa, muy viva y, al final, inolvidable para todos. Especialmente para el público, para que le queden ganas de volver lo más pronto posible.

¿Cómo es la cuadra con la que va a lidiar los toros de Monteviejo?

Es una cuadra muy completa, muy redonda y que se adapta mucho a mi personalidad y a mi concepto, a esa manera de hacer las cosas que sigo buscando, y, en consecuencia, a lo que preveo que puede ser el desarrollo de la tarde. Es una cuadra al más alto nivel, tanto que es la misma que llevo a Arles, dos días después. Creo que esto lo dice todo… Vienen caballos nuevos que me tienen entusiasmado como Fabuloso, Velásquez y Guadiana, pero también lo mejor de mi cuadra: Sueño, Bronce, Fino, Nazarí, Campina, Guadalquivir, Lío… Lo mejor que tengo para una tarde grande.

Se trata de una tarde heroica que pasará a la historia. ¿Es consciente de ello?

Lo afronto, más bien, como una tarde que la gente espera con ganas, con expectación, con su entrada ya comprada. Y que nos tiene en vilo a los toreros para sacar lo mejor de nosotros mismos. Que nos obligará a competir y a ir un paso más allá para triunfar. Si es heróica, que lo sea por histórica, por que el público salga toreando y hablando de ella, por que trascienda y por que ponga el foco de la emoción y de la verdad sobre el rejoneo, que es el arte de la emoción y de la verdad.

¿Qué le diría al aficionado para que vaya a la plaza?

Que va a ser un espectáculo único porque nunca antes se ha visto y ellos tienen la oportunidad de ser los primeros. Porque para un aficionado, tiene que ser un aliciente grande contemplar el juego de los toros de un encaste histórico como éste de Barcial, que Victorino mantiene como una pura reserva genética y que los toreros queremos comprobar y demostrar que pueden servir para el toreo a caballo. ¿Para qué leer o ver en vídeos lo que tienes la oportunidad de gozar en vivo en una plaza de toros?