Detenido por una falsa denuncia

P.R.
-
Detenido por una falsa denuncia

El investigado llegó a autoinflingirse lesiones y cortes para dar veracidad a su versión de que había sufrido un atraco

gentes de Policía Nacional de la Comisaría de Ávila han tramitado diligencias contra un vecino de la capital, de 33 años de edad, como presunto autor de una simulación de delito. 
Las investigaciones comenzaron cuando el investigado interpuso una denuncia en la que narraba como unos desconocidos le habían abordado por la calle, intimidándole con una navaja y también como bajo amenazas habían logrado apoderarse de quinientos euros en metálico que acababa de retirar de un cajero automático. 
Para dar mayor veracidad a su versión, el denunciante se autolesionó golpeandose la cabeza, y realizó cortes en la cazadora que vestía, que atribuyó a los presuntos autores del asalto, a los que describió con precisión y de los que destacó la violencia que habían empleado con él.
Las investigaciones iniciadas por la Policía Nacional para identificar a los autores, así como diversas contradicciones en la declaración de la víctima condujeron a los investigadores a la conclusión de que nada de lo denunciado era cierto.
Finalmente ante las evidencias que le fueron mostradas por los agentes, el denunciante reconoció la falsedad del hecho denunciado, confesando que había gastado el dinero en un salón de juego, y solo buscaba una forma de justificarlo ante su familia. 
La Policía Nacional puso en marcha el pasado octubre la aplicación informática VeriPol, que detecta las denuncias falsas interpuestas en casos de robos con violencia e intimidación o tirones. Esta herramienta, identifica el delito basándose en el texto de la denuncia, por lo que no necesita ninguna información por parte del usuario, y es completamente automática. Se trata de la primera herramienta de este tipo en el mundo y diversos experimentos empíricos demuestran que tiene una precisión superior al 90%.
La Policía Nacional advierte de las consecuencias y responsabilidades penales en las que se incurre al interponer una falsa denuncia con la que algunas personas, en ocasiones mal asesorados por terceros, pretenden obtener una indemnización del seguro, justificar gastos, o tratar de encubrir negligencias o descuidos.