La superficie dañada por fauna silvestre se reduce un 78,5%

E.C.B / ICAL
-

El número de siniestros en la provincia de Ávila ha alcanzado los 16 en el primer cuatrimestre del año, es decir, un 51,5% menos que el año pasado, mientras que en Castilla y León ha aumentado un 10,3%, según Agroseguro

La superficie dañada por fauna silvestre se reduce un 78,5% - Foto: Adrián del Campo

La superficie agrícola dañada por la presencia de fauna silvestre o cinegética en la provincia de Ávila ha descendido un 78,5 por ciento entre los meses de enero y abril respecto a 2019, periodo en el que el número de hectáreas declaradas asciende a 59. En este tiempo, el número de siniestros ha alcanzado los 16, es decir, un 51,5 por ciento menos que el año pasado, según los datos facilitados por Agroseguro. Esos datos contrastan con los registrados a nivel regional, donde la superficie declarada asciende a 6.833 frente a las 5.437 del mismo periodo del año anterior, con un repunte del 25,7 por ciento, y los siniestros también aumentaron un 1,33 por ciento al registrarse 844 en esos cuatro meses frente a los 765 de 2019.
La paralización de la actividad y la desaparición en gran medida de la vida humana desde hace dos meses, sobre todo en las ciudades, ha dejado estos meses estampas peculiares en distintos puntos del territorio nacional donde se han podido ver animales como corzos, jabalíes y otras especies campando a sus anchas por las calles de grandes capitales, una llegada favorecida por el confinamiento, si bien en los últimos años ya se había visto alguna imagen similar.
El incremento en el número de siniestros declarados ha sido casi generalizado en todas las provincias de Castilla y León, con una incidencia casi idéntica en el caso de Palencia, con un 36,7 por ciento más (186 siniestros); un 36,6 por ciento más en Segovia (41 siniestros); o un 35,8 por ciento más en el caso de León (72 siniestros). Además, aumentaron también en Zamora, en un 28,9 por ciento (98 siniestros) y en Valladolid, un 10,3 por ciento (224 siniestros).
Por el contrario, se produjo una disminución en el numero de partes dados de un 80,9 por ciento en el caso de la provincia de Salamanca, donde se han contabilizado solo cuatro siniestros; un 51,5 por ciento en Ávila (16 siniestros); un 30 por ciento en Soria (siete siniestros) y un 3,4 por ciento en Burgos (196 siniestros).
En cuanto a la superficie dañada, ésta también creció en cinco provincias de la Comunidad. Donde más lo hizo fue en el caso de León, donde aumentó un 207,5 por ciento hasta las 707,9 hectáreas; en un 58,4 por ciento en Burgos (1.412 hectáreas); un 54,9 por ciento en Palencia (1.509,3 hectáreas); un 24,2 por ciento en Soria (80,4 hectáreas) o un 10,1 por ciento en Valladolid (2.271,3 hectáreas). La tendencia contraria se experimentó en Ávila, donde descendió un 78,5 por ciento (59 hectáreas); un 69 por ciento en Salamanca (51,4 hectáreas); un 11 por ciento en Segovia (217,1 hectáreas) y un 0,9 por ciento en Zamora (525,4 hectáreas).



Las más vistas