Ávila no registra nuevos casos de coronavirus el último día

B.M
-

No hay nuevos positivos ni tampoco sube la cifra de fallecidos

Ávila no registra nuevos casos de coronavirus el último día - Foto: ENRIQUE LUIS

Ávila no registró ningún caso nuevo de coronavirus en la última jornada. Y eso supone ni positivos en casos anteriores ni tampoco nuevos diagnósticos en las últimas 24 horas. En realidad, en toda la región no ha habido casos de nuevos diagnósticos aunque sí se contabilizan otros positivos, hasta llegar a 19, en todas las provincias excepto Ávila, León y Zamora.
Con esta información, Ávila se mantiene con 2.108 casos confirmados, 1.762 de ellos con prueba de detección molecular (PCR), es decir la prueba que detecta el virus en el momento que lo tiene activo el paciente. Hay que recordar que también hay positivos por los conocidos como test de anticuerpos, activados cuando la persona ya ha superado la enfermedad.
El número de altas dadas hasta ahora en el hospital se mantiene en 667 y los fallecidos en centro hospitalarios siguen siendo 143, sin que halla nuevos decesos, tampoco en centros residenciales.
En estos centros hay 589 casos confirmados de covid-19 y 577 personas que han superado la infección. Permanecen aisladas más de 150 personas, la mayoría por prevención, no porque presenten síntomas. 
En total, el volumen acumulado de positivos por covid-19 contabilizados en Castilla y León desde el inicio de la pandemia, incluyendo las pruebas realizadas por PCR y test de anticuerpos, asciende en estos momentos a 26.465, de los que 20.052 se confirmaron mediante PCR, según recoge la agencia Ical. Por su parte, el número de fallecimientos por covid-19 en la comunidad se mantiene en 2.059 decesos, sin que en la última jornada se registraran nuevos fallecimientos.
En su comparecencia tras el Consejo de Gobierno de los jueves, el vicepresidente de la Junta de Castilla y León, Francisco Igea, hizo de nuevo un llamamiento a la prudencia y recordó los brotes que se están dando en diferentes partes del mundo. En el caso de Castilla y León solo se refirió al del Río Ortega, que está «bajo control».
Insistió en la importancia de la distancia de un metro y medio entre las personas e hizo un llamamiento a la «responsabilidad individual», citando expresamente a los jóvenes.