scorecardresearch

«Hay que echar cuentas para ver si es rentable sembrar»

Mayte Rodríguez
-

A punto de iniciarse la campaña de riego del regadío de La Moraña, el presidente de la Comunidad de Regantes del Adaja, Juan José Rodríguez, admite que este año la preocupación no es el agua sino los elevadísimos costes de producción

«Hay que echar cuentas para ver si es rentable sembrar» - Foto: David Castro

A primeros de abril se iniciará la campaña de riego en los terrenos de cultivo del regadío de Las Cogotas, cuya zona regable abarca unas 6.500 hectáreas. A priori y a falta de una última reunión de la Junta de Explotación prevista para finales del mes que viene, todo apunta a que será «una campaña de riego normal» porque el embalse acumula 42,6 hectómetros cúbicos, lo que significa que se encuentra al 72,2% de su capacidad. Las lluvias de la última semana han sumado casi dos hectómetros cúbicos al pantano de Las Cogotas, cuya situación es mejor que el resto de los embalses de la cuenca del Duero, algunos de los cuales finalizaron febrero en una situación muy precaria en cuanto a agua embalsada. 

Las lluvias que ha traído marzo han contribuido a acumular agua en todos, aunque el de Las Cogotas sigue estando a la cabeza en cuanto a volumen embalsado, superando en seis puntos porcentuales la media de la cuenca. Así las cosas, los 300 agricultores de La Moraña cuyas tierras de cultivo se abastecen del agua del pantano tienen asegurada la campaña de riego. «Tenemos para 3.500 hectómetros cúbicos por hectárea, eso supone un 60% del agua que requiere un cultivo normal», explica Juan José Rodríguez, presidente de la Comunidad de Regantes del Río Adaja.

Este año, sin embargo, la preocupación no es el agua, sino todo lo demás. Con los precios de disparados «de la luz, del gasoil y de los abonos, que ya hace tres meses valían el doble y con la guerra están volviendo a subir, hay que echar muchas cuentas para ver si es rentable sembrar», argumenta. «A lo mejor este año nos sobra todo el agua», afirma, pesimista, ante un panorama tan negro para el campo que los agricultores de regadío morañegos no faltaron ayer a la manifestación de protesta celebrada en Madrid ante el Ministerio de Agricultura y Ganadería.

A través de FerDuero, la Federación de Comunidades de Regantes de Castilla y León, ellos forman parte de los convocantes de esta movilización, aunque Rodríguez advierte que «la situación ha empeorado desde que se convocó la manifestación».

De hecho, asegura que algunos de los cultivos de regadío habituales en La Moraña, como la remolacha, «no son viables tal como están ahora mismo los costes» de producción.