260 empresas piden ayudas para hacer frente a la pandemia

E.Carretero
-

La convocatoria, abierta hasta el 6 de julio, busca dar respuesta a problemas de solvencia y sobreendeudamiento derivados de pérdida de ingresos provocada por la pandemia

260 empresas piden ayudas para hacer frente a la pandemia

A mediados del pasado mes de mayo la Consejería de Economía y Hacienda de la Junta de Castilla y León aprobaba las bases reguladoras de las ayudas directas a autónomos y empresas para el apoyo a la solvencia y reducción del sobreendeudamiento derivado de la reducción de ingresos provocada por la pandemia. Unas ayudas que hasta el momento en la provincia de Ávila ya han solicitado más de 260 empresas, cifra que presumiblemente se incrementará teniendo en cuenta que el plazo no finaliza hasta el 6 de julio y también que la convocatoria de la Consejería de Economía y Hacienda incluye 184 sectores económicos, 89 más que los propuestos por el Real Decreto del Gobierno, lo que supone incrementar un 94 por ciento las actividades a las que pueden llegar estas ayudas, que deben emplearse para satisfacer deuda, realizar pagos y hacer frente a costes fijos, tal y como recordó Belén Carrasco, directora en Ávila del Instituto para la Competitividad Empresarial (ICE) con motivo de una jornada informativa con la Cámara de Comercio de Arévalo «para la difusión de los servicios, financiación y ayudas que el ICE ofrece a las empresas para mejora de su competitividad, internalización, modernización o incorporación de la innovación a todos sus procesos».

En la jornada también participó el delegado territorial de la Junta de Castilla y León en Ávila, José Francisco Hernández Herrero, que también se refirió a esa convocatoria de ayudas para empresas afectadas por la pandemia. «Son ayudas muy atractivas porque el mecanismo implementado por la Junta garantiza que prácticamente con la resolución se produzca el ingreso», señaló el responsable regional al hablar de una convocatoria que contempla ayudas de 4.000 euros para aquellas empresas que cotizan en estimación objetiva o por módulos y de hasta 200.000 euros para las que lo hacen por estimación directa.

«Son ayudas muy flexibles que se sirven para amortizar deuda y, en resumidas cuentas, para compensar las pérdidas derivadas de la covid-19», apuntó el delegado territorial sobre esta convocatoria que en el caso de Castilla yLeón cuenta con algo más de 230 millones de euros.