scorecardresearch

El verdadero secreto de Monkey Island

Sara Borondo
-

Guybrush Threepwood se reencuentra con su pasado para enfrentarse de nuevo al pirata LeChuck

El verdadero secreto de Monkey Island

Si hay una serie que ha marcado varias generaciones de los jugadores -y los desarrolladores- más veteranos es Monkey Island en la década de los 90. Los diseñadores de la serie Monkey Island,  Ron Gilbert, Dave Grossman y Tim Schafer, se convirtieron en algunos de los nombres más venerados del género. La idea del primer juego partió de Gilbert, que acababa de terminar Maniac Mansion junto a Gary Winnick, inspirándose en la atracción de Disneyworld Piratas del Caribe y la novela de aventuras En costas extrañas, de Tim Powers. 

Las historias de Guybrush Threepwood como pirata novato y ambicioso y su enfrentamiento al malvado LeChuk cautivaron a millones de jugadores con unos puzzles imaginativos y complicados (combinar pollo de goma con polea es uno de los momentos claves de las aventuras gráficas), algunos de los personajes mejor diseñados hasta el momento y un sentido del humor que parodiaba el género de piratas de manera inmisericorde e hilarante. El mono de tres cabezas, los duelos a espada con insultos y la botella de grog quedaron para la posteridad. 

Con el tiempo las aventuras gráficas clásicas fueron decayendo y solo quedó el recuerdo nostálgico, Disney compró LucasArts y parecía que la serie se iba a quedar en cinco capítulos, por eso hace unos meses fue una sorpresa el anuncio de Return to Monkey Island (PC, Switch), un nuevo juego que salió a la venta el día Mundial de la Jerga Pirata y que comienza tras lo sucedido en el segundo juego, Monkey Island 2: LeChuk's Revenge.

El verdadero secreto de Monkey IslandEl verdadero secreto de Monkey IslandLos puristas levantaron polvareda por el estilo artístico, obra de Rex Crowle (Tearaway) muy alejado del original y de la edición especial de 2009, pero precisamente esa nueva estética es la que marca que se trata de un juego de 2022 con su propio carisma. 

El regreso a Monkey Island es, sobre todo, una fiesta de la propia serie, con constantes autoreferencias. Tras un sorprendente inicio que funciona como sencillo tutorial, Threepwood desembarca en Mêlée y llega ante la hoguera para irse reencontrando con personajes conocidos y añorados como quien vuelve al barrio donde se crió o al pueblo en el que nacieron sus mejores recuerdos de verano.

Los diálogos son tan agudos y vibrantes como antaño, Threepwood sigue tan torpe y encantador como siempre, encontrándose con situaciones absurdas y graciosas y va llevando al jugador por un camino conocido y, al mismo tiempo, nuevo.

El verdadero secreto de Monkey IslandEl verdadero secreto de Monkey IslandReturn to Monkey Island también piensa en los nuevos jugadores y ofrece diversos niveles de ayuda para los puzzles aunque siempre hay que tener en mente todos los elementos del escenario para saber dónde encajar cada pieza. Quien desee el sabor de la historia original puede subir la dificultad y no usar ninguna ayuda, pero también se puede incluir la opción de ver con qué objetos se puede interactuar, hablar con algunos personajes para que den alguna pista o, directamente, recurrir al libro de pistas cuantas veces sea necesario para que nadie se quede atascado, no hay manera más adecuada de adaptarse a todos los gustos de los jugadores. 

El nuevo aspecto del juego contrasta con esas referencias continuas a su pasado y esa revisita a los escenarios más característicos y los personajes más conocidos, hasta las voces principales son las originales en la versión inglesa. Gilbert conoce bien a su criatura y la trata con mimo y respeto para traer nuevas aventuras que merece la pena conocer.

El verdadero secreto de Monkey Island
El verdadero secreto de Monkey Island

ARCHIVADO EN: Disney, Novela, Estética