scorecardresearch
Vicente García

El buitre de colores

Vicente García


La Sierra de Ávila lucha por su centro asistencial en Muñico

28/10/2021

El tema de la España despoblada, vaciada, la invisible, la que no mete mucha bulla y permanece callada cual avispero en pleno tórrido verano vuelve a la palestra. No hace ya tanto que quedó claro con el tema de las minas que los serranos son tranquilos y apacibles hasta que "les tocan las narices" y las marchas y manifestaciones junto a miles y miles de firmas en contra de la mina lo demostraron hace poco.

Pero es que tiene guasa que ahora se pretenda eliminar o dejar bajo mínimos la sanidad de muchos de sus pueblos y eliminar el centro asistencial de Muñico, donde reciben ayuda tanto básica como urgente todos los municipios periféricos (unos 22), y que constituye un lugar esencial tanto para la protección sanitaria de una comarca y con una población de edad avanzada que ya las pasa "canutas" para desplazarse hasta allí o incluso para ir simplemente a los consultorios médicos de los pueblos, que también intentaron eliminar no hace tanto.

Aunque ahora han llegado los "dimes y diretes" donde unos comienzan a negar la información inicial y otros a suavizarla visto la indignación que está causando. Pero la realidad es que "la sonda ha sido lanzada" "a ver si cuela", y aquí una vez más podemos aplicar el sabio refrán de que "cuando el río suena…"

De nuevo parece que se diseñan estrategias desde los despachos sin conocer los problemas reales de la población rural, de esa España vacía que tanto llena la boca de algunos políticos pero que a la hora de la verdad lo que hacen es vaciarla ellos más aún y quitar las ganas a los más jóvenes de iniciar una vida nueva en los núcleos rurales cuando escuchan este tipo de anuncios.

Pinta que la intención es simplemente una centralización por motivos económicos con reducción de medios y personal. ¡Aunque a saber!

Pero ¿cuánto vale la vida y la salud de las personas? ¿Es que no hemos aprendido nada de la pandemia que aún nos azota?

La labor del centro asistencial de Muñico y su zona de salud es primordial e indispensable para los pueblos de alrededor y lo que deberían hacer es reforzarlo aún más y afianzar allí a l@s médic@s y enfermer@s en lugar de "amenazar" con su desaparición y obligar a los serranos a tener que desplazarse muchos kilómetros más para poder ser atendidos, bien hasta San Pedro del Arroyo o a Muñana, al otro lado de la sierra, atravesando la zona cercana al cerro de Gorría con un peligroso trazado y con un recorrido, en ambos casos, incluso más largo que si tuvieran que dirigirse a la capital abulense.

Ahora como ocurrió con el tema anterior de la mina, la mayoría de los alcaldes y alcaldesas ya han alzado la voz en contra al unísono; otros se han callado tras una protesta inicial, como si no les importara la salud de sus vecinos y los problemas graves que les puede ocasionar esta estrategia de llevarse a cabo.

Quién sabe, lo mismo la próxima ocurrencia política será poner un médico holograma en una sala, para que atienda al personal de forma virtual...

Pero los habitantes y familiares de los serranos están muy indignados y una vez más ajenos a las gentes y alcaldes de la zona "han removido con fuerza y sinrazón un avispero", pero deben recordar la experiencia de "la mina" y que, como entonces, los serranos ni son tontos, ni pocos, no son todos viejos y su capacidad de protesta ante atropellos como estos es notable, sobre todo cuando se sienten ofendidos y ven peligrar la integridad de sus pueblos, el desarrollo sostenible y sobre todo la salud de sus habitantes.

Personalmente como "hijo adoptado por la sierra de Ávila" y especialmente chamartino, me uniré con energía a cualquier tipo de protesta ante semejante desatino.