scorecardresearch

1930, así iba a ser el futuro

Carlos Dávila
-

1930, así iba a ser el futuro

En febrero de 1930, el periódico Ahora, un diario con poca vocación de eternidad, publicó una curiosa separata que imaginaba cómo podríamos ser los españoles, también todo el mundo, a partir del año 2.000 y, más concretamente, cumplida una parte pequeña de los años 20 de este siglo. Las mejores mentes pensantes de aquel tiempo, también los personajes más célebres, se trabajaron las meninges para prever el futuro desde un punto de vista estrictamente premonitorio. No era aquella entrega la previsión de unos vocingleros, ni mucho menos de los mínimos nostradamus de turno. Lo curioso, y en eso estamos, es comprobar en qué acertaron y en qué erraron. Vamos con ello en un menester que puede extenderse en siguientes entregas en que, por ejemplo, podemos saltar hasta la nueva época de España, los comienzos de los años 70, para describir como éramos entonces los españoles y después, casi año a año, como transcurrió la vida entera en nuestro país y cómo nos ha ido cambiando al tiempo que cambiábamos nosotros. Es un recorrido vintage nada imaginativo y sí muy apegado a la realidad.

Cómo nos imaginaban entonces (23 de febrero de 1932)

Las previsiones generales eran «Nos faltan 90 años y nuestros niños de ahora ya podrán haber muerto». «El futuro está preñado de bienaventuranzas y coinciden y la vida será más fácil, alegre, más sabia, más larga y mejor».

Profesor Enrique Molés . "Podremos crear materia viva"

Pues fíjense, el químico Enrique Moles, también farmacéutico, avanzó como especialista adelantado en la investigación del átomo que a partir del año 2000 se podría producir «materia viva en los laboratorios». Lo presentaba así: «Quizá lleguemos (también en España) a lograr encauzar y dominar las transformaciones radiactivas y entonces nadie puede prever hasta dónde podrá modificarse la vida. Parece próximo el momento en que se consiga producir materia viva». Trabajó en esta dirección que ya es «casi» una realidad con todos los avances en bioquímica, en células madres o en seres artificiales nacidos del conocimiento del genoma o de la posibilidad cierta de desarrollar, embriones, eso sí, con corta esperanza de vida. Con Franco se tuvo que exiliar, se le hurtó la cátedra y solo en 2018 fue reparado en su historial y biografía.

 

Profesor Nicolai. "Asia amenazará con destruir Europa"

Jorge G. Nicolai, un sociólogo de los primeros que estudiaron nuestra cultura que nos previno de todos los peligros que corría el continente, la «claridad helénica» la llamaba él. Escribía en Ahora: «Por fin, una advertencia: todos estos pronósticos amables para los dos mil, aquí en España y fuera de ella (vida más larga y placentera) no valdrán nada si Europa no sabe mantenerse material y espiritualmente frente a la ola asiática que nos amenaza. Si Asia se impusiera, toda la cultura y ciencia se desenvolverían en direcciones que nadie puede prever». El sí lo hizo: la actualidad más cercana confirma el pronóstico de un científico que fue tildado de «ilusorio».

Profesor Marañón. "La tuberculosis y el cáncer serán enfermedades históricas"

La verdad es que, respecto al cáncer, la previsión de Don Gregorio Marañón, gloria de la Ciencia y las Letras Españolas, no fue acertada. Sí avisó que: «En España, como en el mundo la Ciencia, se habrá ya transformado profundamente en relación con la medicina de ahora». Y escribía además: «En esas fechas habrán desaparecido las infecciones como causa primera de la mortalidad. Se hablará de la tuberculosis y sus estragos como hoy del cólera y de la peste que hace pocos años arrasaban la Humanidad». Y una opinión controvertida: «Aquí y fuera de aquí el médico será un funcionario y nada más». «Nadie -profetizó- se morirá por infecciones y solo habrá enfermos del Sistema Nervioso y las arterias». Muy curioso el relato ¿no?

Romanones. "Se terminarán las monarquías»

Ossorio y Gallardo. "No habrá más cirujanos de hierro"

El periódico recogió las opiniones de tres políticos significativos: el monárquico Conde de Romanones, el monárquico sin rey, republicano luego, Ossorio y Gallardo, y el socialista Fabra Ribas. Por ejemplo, el Conde de Romanones, el último hombre que despidió a Alfonso XIII antes de que éste marchara al exilio, profetizaba esto: «Dentro de 80 años, yo que soy monárquico convencido puedo decir que no quedará de las monarquías más que el recuerdo». Tampoco, advertía, la española. Ossorio y Gallardo pronosticaba lo siguiente: «Cobrará fuerza la democracia, los fascismos, nacionalismos y las dictaduras se habrán disipado». Y el socialista Fabra opinaba que «una vez muertos, los privilegios de sangre, en España, se abolirán los privilegios de clase». Textual.

Pío Baroja. "Espero que la futura Literatura se divida en proletaria y aristócrata"

Ricardo Zamora. "El fútbol será el deporte nacional verdadero"

«En los años 2000, aseguraba el gran portero internacional, el triunfo será de los que mejor sepan aunar la fuerza con la destreza, la velocidad de las piernas con la sabiduría mental para concebir y resolver la jugada y el empleo del vigor del cuerpo con la clarividencia del espíritu».

 

Juan Belmonte. "La profesión de torero está a punto de acabarse"

«Nuestros hijos y nuestros nietos -declaraba- no asistirán a las corridas de toros, por la sencilla razón de que estas serán eliminadas de los festejos nacionales». Preveo que las leyes agrarias y la conquista del proletariado acabarán con la Fiesta» y añadía : «En los 2000, los toros ya no serán. Lo probable es que nosotros no lo veamos y esto es lo único que me alegra de esta buenaventura».

General Burguete . "Ya no habrá ejércitos de millones de hombres"

Y menos aún, avisaba en España; «Habrá milicias ciudadanas de tipo puramente defensivo. La guerra (se refería a la Primera Mundial del Siglo XX) fue de cabezotas rutinarios y absurdos, los ciudadanos estarán en filas poco más de tres meses y el gran arma del futuro serán los ferrocarriles que deberán ser nacionalizados». 

'Heliófilo', Félix Lorenzo, maestro de periodistas . "Habrá desaparecido lo que hoy tenemos por Prensa, será otra cosa"