scorecardresearch

Mañueco pone sobre la mesa una rebaja fiscal de 2.500 millones

David Alonso
-

El presidente de la Junta inicia el curso político anunciando una batería de medidas fiscales, de especial impacto en los jóvenes y el medio rural, con el objetivo de aplacar la inflación

El presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, durante su comparecencia en los exteriores de la Presidencia. - Foto: Jcyl

El presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, se sacudió ayer de un verano marcado por la crisis de los incendios para irrumpir en el nuevo curso político de Castilla y León anunciando una batería de medidas fiscales que supondrán un ahorro de 2.500 millones de euros durante esta legislatura. Medidas que van desde la ya conocida rebaja del tipo mínimo del IRPF autonómico, a mejoras en las bonificaciones por hijos, ayudas para la compra de vivienda en el medio rural o la transmisión de empresas en los pueblos. Y es que, precisamente estos dos colectivos, jóvenes y medio rural, acaparan buena parte de los beneficios que alberga el paquete fiscal conocido ayer. Se trata del segundo anuncio de rebajas tributarias en poco más de cuatro meses de Gobierno, después de las ya presentadas tras el primer Consejo de abril como respuesta a la crisis de Ucrania. «Vamos a aplicar una fiscalidad histórica», verbalizó Fernández Mañueco frente a la sede de Presidencia en Valladolid, donde alertó de un contexto económico de «nubarrones» escenificados en «una inflación disparada, la subida de los tipos de interés y la elevación de los costes de la energía y de las materias primas».

Estos serán los enemigos a batir de las medidas anunciadas ayer, ya que, según el dirigente autonómico, nacen con el reto de aplacar el impacto que la inflación está dejando en familias y empresas. Para ello, se congratuló de conseguir para Castilla y León «la fiscalidad más baja de la historia para facilitar la actividad económica, el empleo y la economía familiar». Escoltado solo por el consejero de Economía y Hacienda y portavoz de la Junta, Carlos Fernández Carriedo, el presidente autonómico desgranó una por una las medidas fiscales, aunque no supo detallar qué impacto concreto tendrá cada una dentro del cómputo global de los 2.500 millones de ahorro cuantificados.

«Prometimos cinco bajadas fiscales y finalmente van a ser siete», ensalzó Fernández Mañueco, que  aprovechó el viento de cola para mandar un mensaje al Gobierno central y a su presidente, Pedro Sánchez, a los que pidió que «tomen ejemplo» y «se sumen a la bajada de impuestos de Castilla y León» con una reducción «inmediata» del IVA del gas al 5% y con la petición a la Unión Europea de que autorice la reducción, también al 5%, del IVA de los combustibles.

- Foto: Ical

Las primeras cinco, a punto

Un ahorro de 2.500 millones esta legislatura que se cimentará en la aprobación de dos leyes, una de ellas derivada de las medidas anticrisis que se aprobó en el primer Consejo de Gobierno de esta legislatura –incluye cinco bajadas fiscales– y que será elevada a las Cortes en septiembre para su puesta en marcha. Dicha ley recoge una rebaja del tipo mínimo del IRPF del 9,5 al 9% a todos los contribuyentes, con un impacto estimado de 80 millones, y que «convertirá a Castilla y León en la segunda comunidad con el tramo autonómico más bajo en esta materia».

Prometimos cinco bajadas fiscales y finalmente van a ser siete"

Otra de las rebajas se dirige a apoyar la natalidad y luchar contra la despoblación. A tal efecto, se incrementará hasta el 40% la deducción en el IRPF por nacimiento o adopción en el medio rural, que se elevará a 1.420 euros por el primero, 2.070 por el segundo, y 3.300 por el tercero. Una tercera rebaja incluida en esa primera ley permitirá apoyar el empleo y el emprendimiento rural mediante una reducción del impuesto de transmisiones a las empresas que se instalen en el mundo rural, fijándolo en un 2%, frente al general del 8%.

La cuarta rebaja, y con el objetivo de reforzar la actividad agraria y la incorporación de jóvenes al campo, se bajará al 4% el impuesto de transmisiones en explotaciones agrarias para agricultores y ganaderos profesionales, frente al general del 8%. Por último, dentro de este primer bloque de medidas, se bonificará al 100% la cuota del impuesto de Transmisiones para arrendamientos de fincas rústicas.

Ley de medidas tributarias

La segunda de las normativas anunciadas por Fernández Mañueco se incluirá en la ley de medidas tributarias, financieras y administrativas que irá vinculada a los presupuestos de la Comunidad de 2023, y que contará con más deducciones para los jóvenes que adquieran su primera vivienda en el mundo rural. Para ello, en el IRPF, se incrementará un 10% el valor máximo que puede tener deducción, pasando de los 135.000 euros actuales a 150.000. Se subirá un 10% la base de la deducción, pasando de los 9.040 a 10.000 euros, para contrarrestar el incremento de precios y tipos de interés.

Pido al Gobierno de España que se sume a la bajada de impuestos de Castilla y León"

En los impuestos de Actos Jurídicos y de Transmisiones Patrimoniales, se incrementará un 10%, también hasta los 150.000 euros, el valor máximo de la vivienda que puede beneficiarse del «tipo cero», del 0,01%. Por último, también avanzó que se eliminarán o rebajarán diversas tasas para apoyar a distintos sectores y actividades. «Vamos a cumplir con las rebajas fiscales que prometimos», concluyó.