scorecardresearch

La sanidad abulense perdió 118 empleados en dos años

Mayte Rodríguez
-

La mayoría son médicos, principalmente de Atención Primaria, que se dejó 36 facultativos entre 2019 y 2021

La sanidad abulense perdió 118 empleados en dos años - Foto: David Castro

La pandemia, que después de dos años parece haber dejado de ponernos a prueba como sociedad, ha supuesto un desafío a todos los niveles, aunque seguramente sea el ámbito sanitario el que más tensionado se ha visto. El personal sanitario, desde el primer momento al pie del cañón para atender una enfermedad muy contagiosa de la que en los primeros meses se sabía muy poco, se ha quejado una y otra vez del tratamiento que han recibido por parte de las Administraciones públicas, que no se correspondía con el reconocimiento ciudadano a su labor. Los sanitarios han criticado la falta de personal para atender la pandemia y, al mismo tiempo, no descuidar el día a día de los pacientes en hospitales y  centros de salud, sobre todo teniendo en cuenta que el covid no ha neutralizado la existencia de otras enfermedades que diagnosticar y tratar, aunque en muchos casos haya acabado posponiéndose precisamente porque en determinados momentos de la pandemia el personal sanitario no era capaz de llegar a todo si no se incrementaban las plantillas.

La estadística oficial revela que, efectivamente, con la pandemia no ha aumentado el personal sanitario, ni siquiera lo hizo el primer año. De hecho, al cierre del año 2021 trabajaban en la sanidad pública de Ávila y su provincia 118 personas menos que el año anterior a la  covid-19. Según el informe Anual de Efectivos de Sacyl que publica la Junta de Castilla y León, en 2019 la plantilla sanitaria abulense era de 2.015 profesionales, cifra que dos años y una pandemia después, descendía a 1.897 empleados, lo que supone una reducción global del 8,55%.

Esta merma de los efectivos sanitarios es más acusada aún en la Atención Primaria que en la Atención Hospitalaria. El desglose que realiza la propia Junta de Castilla y León permite constatar que los consultorios y centros de salud abulenses han perdido casi medio centenar de trabajadores entre 2019 y 2021 pese a la covid-19. En concreto, 49 profesionales menos al pasarse de 636 a 587, lo que implica una caída del 7,7% respecto al personal que trabajaba en AtenciónPrimaria el año anterior a la pandemia.

En  Atención Hospitalaria el descenso es menos acusado, pero también se produjo una pérdida de efectivos que, en términos porcentuales, se sitúa en el 4,4%, mientras que en valores absolutos fueron 69 los profesionales que dejaron de trabajar en Atención Especializada de la provincia de Ávila. Y es que si en 2019 los trabajadores de Atención Hospitalaria eran 1.379, en 2021 fueron 1.310. 

De los 69 efectivos que salieron de la plantilla de Atención Hospitalaria de Ávila en esos dos años, 24 eran médicos; el resto se reparten en otros perfiles profesionales.

El análisis detallado de la estadística revela que la plantilla sanitaria de la provincia de Ávila cuenta con sesenta médicos menos que antes de la pandemia, de los que 36 trabajaban en Atención Primaria y los 24 restantes en Atención Hospitalaria. 

LEA LA NOTICIA COMPLETA EN LA EDICIÓN IMPRESA DE DIARIO DE ÁVILA