scorecardresearch

La apertura de monumentos en Ávila, marcada por la lluvia

E.C.B
-

Poca afluencia de visitantes en el primer día del programa impulsado por la Junta y las diócesis de Castilla y León para impulsar el turismo durante la Semana Santa. El agua caída en Ávila hizo que muchos dejaran para próximas jornadas las visitas

La apertura de monumentos en Ávila, marcada por la lluvia

La lluvia caída en Ávila este sábado, principalmente por la mañana, fue la protagonista de la primera jornada de apertura de monumentos programada por la Junta de Castilla y León, en colaboración con las diócesis, para esta Semana Santa. Y es que la afluencia de visitantes este sábado fue muy escasa en los cuatro templos de la capital que forman parte de esta iniciativa turística, dentro del programa 'Ciudades Patrimonio Mundial', las iglesias de San Segundo, San Andrés y San Martín y la ermita de Nuestra Señora de la Cabeza.

Los cuatro abrieron puntualmente sus puertas al visitante a las 11 de la mañana, pero en esas primeras horas, marcadas por el agua que sin demasiada fuerza caída en la ciudad, fueron muy pocas las personas que se acercaron a visitar estos templos, tal y como confirmaron los encargados de su apertura, pues no llegaban a la decena en cada uno de ellos. Eso sí, con la confianza plena de que en próximos días el panorama cambie, especialmente este domingo que se prevé un mejor tiempo.

Desde luego la ocasión lo merece, pues hablamos de cuatro joyas de la arquitectura religiosa de Ávila capital. La iglesia de San Segundo, está emplazada en la ribera del río Adaja y fue construida en el siglo XII, con planta de inspiración basilical, con tres naves y cabecera triabsidiada, y declarada Monumento Nacional en 1923.

La iglesia de San Andrés se erigió en el segundo cuarto del siglo XII en granito caleño característico del románico de la ciudad, con cabecera triabsidiada y carente de nave de crucero. Al igual que San Segundo fue declarada Monumento Nacional en 1923.

Por su parte, la iglesia de San Martín, de origen románico, fue reconstruida en los siglos XVI y principios del XVIII. En el siglo XIV fue erigida su esbelta torre, organizada en un zócalo de sillería de granito y un cuerpo superior de ladrillo o campanario de tradición gótica, huella de maestros mudéjares. Declarada Monumento Nacional en 1983.

Y la ermita de Santa María de la Cabeza fue consagrada en 1210, representando el último románico abulense. Inicia su cabecera dentro de una estética románica, dando paso a la construcción de unas naves de evidente inspiración mudéjar.

también en la provincia. Estos cuatro monumentos religiosos de la capital no son los únicos que durante esta Semana Santa abrirán sus puertas a las visitas a través de este programa regional, pues la provincia también figura en otras dos rutas, la del Mudéjar al sur del Duero, que incluye las iglesias de San Cipriano y San Juan de la Cruz de Fontiveros, y San Miguel, Santa María, El Salvador y San Juan Bautista, en Arévalo; y Sierras del Sur, con templos de San Esteban del Valle, Villarejo del Valle, Arenas de San Pedro, Cuevas del Valle, Piedrahíta, Burgohondo, El Barco de Ávila, El Tiemblo y La Horcajada.