La selectividad del coronavirus da el pistoletazo de salida

Agencias
-

Arrancan las pruebas de acceso a la Universidad en 12 comunidades en un ambiente marcado por la pandemia, con medidas inéditas en seguridad y el formato de los exámenes

La selectividad del coronavirus da el pistoletazo de salida - Foto: FERNANDO VILLAR

Una docena de Comunidades dieron ayer el pistoletazo de salida de sus pruebas de acceso a la Universidad, desarrolladas este año en un ambiente enrarecido y francamente insólito debido al impacto de la pandemia del coronavirus. Unas circunstancias excepcionales que obligaron a la adopción de medidas extraordinarias tanto en la seguridad como en los formatos de los exámenes.
Andalucía, Aragón, Baleares, Cantabria, Castilla-La Mancha, Cataluña, Galicia, Madrid, Murcia, Comunidad Valenciana, País Vasco y La Rioja son las regiones en las que la EBAU/EVAU se desarrollará durante esta semana, mientras que los estudiantes de Asturias, Canarias, Castilla y León, Extremadura y Navarra ya las han realizado.
La omnipresencia de mascarillas y geles hidroalcohólicos, el aumento del número de sedes y espacios abiertos de las universidades para hacer las pruebas, la distancia interpersonal de 1,5 metros o la prohibición de intercambiar materiales como bolígrafos son algunas de las principales medidas implantadas, con alguna variación entre regiones.
Y otra novedad común al conjunto del territorio es que, si bien la prueba incluirá todo el temario, cada estudiante podrá seleccionar un número de preguntas por bloque para garantizar al cien por cien que versará sobre contenidos que hayan trabajado.
En Madrid, de entre los alrededor de 41.000 alumnos que se presentan a la EvAU fueron los de Ciencias los elegidos para abrir la veda, enfrentándose ayer a los exámenes de Lengua Castellana y Literatura, Historia de España y Primera Lengua Extranjera, calendario que repetirán hoy los estudiantes de Sociales, Humanidades y Artes; el miércoles y el jueves tocarán las materias opcionales.
La capital cuenta con un plan especial de movilidad para evitar las aglomeraciones en el transporte público y con un amplio dispositivo de Protección Civil, Samur y Policías Locales. Aún así, en la Universidad Complutense de Madrid (UCM), la que más alumnos examina en la región (13.883), la estampa a primera hora de la mañana compartía muchos elementos con las EvAU de otros años: grupos de adolescentes nerviosos, apuntes aquí y allá siendo objeto de repasos de última hora y quinielas sobre lo que caerá o no caerá.
Pero también estaban los ineludibles rasgos de la nueva normalidad, como las omnipresentes mascarillas o unas aglomeraciones claramente inferiores al de otros años. 
Ya dentro del edificio, cada alumno debía tener puesta la mascarilla en todo momento y llevar una pulsera de un color que identifica los espacios comunes a los que puede acceder. Además, no están abiertas las cafeterías ni disponibles las máquinas expendedoras.